Vuelta a la acción en el Rallye Princesa de Asturias

FacebooktwitterFacebooktwitter

Después del parón veraniego, el CERA y el SCER vuelven a la acción el próximo fin de semana con motivo del Rallye Princesa de Asturias, una de las pruebas más longevas del calendario nacional. En concreto, el Rallye Princesa de Asturias afronta esta temporada su edición número 56, y lo hace con un interesante plantel de pilotos, y algunas novedades.

Roberto BlachEn lo que respecta a los tramos, podemos decir que la 56ª edición del Rallye Princesa de Asturias es una mezcla entre la edición 2017 y 2018, dando la vuelta a algunas zonas, y con una cuarta parte del recorrido inédito, que supondrá un reto extra para los participantes.

En lo que respecta a la climatología, se esperan temperaturas suaves, que no deberían superar los 26 grados centígrados a lo largo del fin de semana. En cuanto a la lluvia, que si acompañó a los equipos durante los reconocimientos, podría ser una de las invitadas. Y es que, dependiendo de la fuente, la probabilidad de lluvia oscila entre un 30 y un 55% durante la prueba. Desde luego, será un punto muy a tener en cuenta, puesto que ya sabemos lo resbaladizas que se vuelven las carreteras asturianas cuando el líquido elemento hace acto de presencia.

El «final» del SCER

Por muy buena que nos parezca la iniciativa del SCER, hay que reconocer que el campeonato mixto creado por la RFEdeA no ha tenido el éxito esperado. Desde el comienzo supimos que tan solo dos pilotos tendrían opciones reales de victoria, Pepe López, y Xevi Pons. Javier Pardo nunca fue un candidato serio, debido a que en el asfalto compite con un N5. Tampoco lo fue Surhayen Pernía, que hasta Astorga no apareció por las pruebas de tierra. Y Yeray Lemes dejó claro que no podría competir en el Rallye Terra da Auga, tras abandonar en Lorca, y verle languidecer en el asfalto canario.

Pepe LópezLa salida del campeonato de Xevi Pons hace que Pepe López tan solo necesite ser segundo para proclamarse matemáticamente Campeón, sin acudir a Granada o Madrid. En todo caso, López, que volverá a contar con Borja Rozada en el backet derecho, ya sufría un accidente la pasada temporada en esta prueba, justo en el primer tramo. Pocos errores así hemos visto cometer al piloto madrileño, que esta campaña tan solo abandonó en el Rallye do Cocido, precisamente por una salida de pista.

Surhayen Pernía y Alba Sánchez serán los principales rivales de Pepe Lòpez en esta cita. El mejor resultado de Pernía en el Princesa de Asturias es el tercer puesto que conseguía en 2017, en la que fue su primera temporada con el Hyundai i20 R5. En todo caso, el ritmo del piloto cántabro está un punto por detrás del madrileño, y tan solo un error de este último, o un exceso de cautela podrían dejar vía libre para que Pernía se impusiese en esta cita.

Surhayen PerníaPor otro lado, Javier Pardo y Adrián Pérez buscarán volver a ser los mejores de la categoría N5, para buscar el subcampeonato del SCER. Conseguir el título no es imposible, pero el piloto gallego siempre dependería de los resultados de López en las pruebas restantes. Como decía antes, si el madrileño es segundo en esta cita, se terminó la lucha. En todo caso, su verdadero objetivo es el título de N5 en el CERA, donde está peleando con su compañero de Suzuki, Joan Vinyes, y colaborar para que la marca nipona logre el título de marcas, algo que también parece ser un objetivo complicado.

Uno de los principales puntos de atención de la prueba asturiana será la vuelta al CERA (y la llegada al SCER) de todo un ocho veces campeón del certamen de asfalto. Hablo, como no, de Chus Puras que, junto a Juan Carlos Dorado, se subirá a un Citroën C3 R5 para tratar de reverdecer los laureles del pasado. Algo que se antoja realmente complicado, debido a la falta de ritmo. Y no es que tenga nada contra el piloto cántabro. No en balde, Puras es el piloto con más victorias en el nacional de asfalto, pero lleva sin competir desde 2007 (disculpad que no cuente como competición el Trasmiera, pero lo considero más un evento de exhibición, que un rallye propiamente dicho), y sin pilotar asiduamente en el certamen desde 2003. Bajo mi humilde punto de vista, la participación de Puras en el Princesa de Asturias y Santander se encuadra más en una acción de marketing de Citroën por su centenario, que una propuesta seria de competición, y, aunque es más que bienvenida, veo difícil que el piloto cántabro pueda pelear de tú a tú con los actuales pilotos del CERA. Ojalá me equivoque, y sea un animador más en estas pruebas.

El CERA en busca de alicientes

Hablando ahora de los pilotos que pelean por el CERA, nos encontramos con que el SCER, a pesar de las bajas, unido a la presencia de algunos outsiders de lujo, y la de los pilotos asturianos, nos dejan una lista de inscritos bastante atractiva que, una vez más, no muestra la realidad del campeonato.

Iván AresEl líder del CERA, después de descontar los dos resultados que han de descontarse de la primera parte del certamen, es Pepe López. Iván Ares le sigue a 10 puntos, y con David Vázquez a su derecha, tratará de recortar puntos en una prueba en la que el piloto gallego siempre ha logrado subir al podio desde que lo hiciese por primera vez en 2015 con el Porsche, logrando además dos victorias.

Joan Vinyes buscará mantenerse al frente de la categoría N5, a los mandos de su habitual Suzuki Swift R+, y copilotado por su inseparable Jordi Mercader. El andorrano lleva una racha bastante desoladora en el Rallye Princesa de Asturias, donde ha abandonado en las tres últimas ediciones en las que ha participado. Vinyes quiere quitarse la espina, y tratar de conseguir un nuevo podio, del mismo modo que lo logró en Ourense.

Otro de los equipos que buscará continuar con su progresión esta temporada será el de Roberto Blach y José Murado, que de nuevo se subirán a su habitual Citroën DS3 R5. Tampoco podemos hablar de que la cita ovetense sea precisamente un talismán para Blach. El gallego ha sufrido dos accidentes en sus participaciones anteriores, y la pasada campaña solo pudo ser sexto en el apartado de Dos Ruedas Motrices. Su mejor resultado fue en 2017, cuando lograba la cuarta plaza entre los Dos Ruedas motrices, siendo tercero entre los R2.

No faltarán a la 56ª edición del Rallye Princesa de Asturias otros habituales del CERA, como Francisco López Pacheco, o Félix Fernández, a los que se suma Emma Falcón, aunque en este caso, encuadrada dentro del SCER.

Un maquillaje de lujo para la ocasión

Pero la lista del Rallye Princesa de Asturias cuenta con más alicientes que, si bien no compiten por ningún certamen, si que harán la prueba más interesante, maquillando la lista de un CERA en horas bajas, y un SCER casi sentenciado. Ya he comentado la reaparición de Chus Puras, que ya de por sí centra gran parte de la atención mediática en este centenario de Citroën.

José Antonio SuárezLos fuegos artificiales, como no podía ser de otra manera, los pondrá José Antonio “Cohete” Suárez, acompañado de Alberto Iglesias, que se subirán al Skoda Fabia R5 de Calm Competició. El piloto asturiano se impuso en la pasada edición de la prueba ovetense, y volverá a ser un claro candidato a la victoria. Su participación en esta cita se encuadra más como preparación para el Rallye de Cataluña, que también disputará con esta montura.

A estas importantes novedades, se suman los pilotos locales, encabezados por el Ford Fiesta R5 de Óscar Palacio y Enrique Velasco, y el Volkswagen Polo N5 de Alberto Ordóñez e Ignacio García. De nuevo, volveremos a ver un Volkswagen Polo GTI R5 en el CERA, esta vez en manos de Juan José Abia y José Alfredo Álvarez. Como colofón, tendremos al vasco Iñaki Zozaya, acompañado de Xabier Andueza a los mandos de un Porsche 911 GT3 2010.

La Copa N5 muy apretada

Juan Carlos QuintanaCuatro equipos en dos puntos. Este es el resumen más rápido que podemos hacer de la situación de la Copa N5 de RMC Motorsport. Juan Carlos Quintana llega a un territorio complicado para él, el asfalto, como líder, con tan solo un punto de ventaja sobre el italiano “Dedo”, y los locales Fran Cima, y Alfredo Tamés, muy rápidos siempre en el asfalto, y más en la prueba de casa. Todos cuentan con algún cero en su casillero para descontar, por lo que la lucha es completamente real, y no hay que esperar muchas tácticas, más allá de saber en que terreno es competitivo cada uno, y no dejar escapar la oportunidad.

A los cuatro pilotos de cabeza se unirán los habituales de esta Copa N5 de RMC Motorsport, Roberto Rozada, Marcos Canedo, Endika Beloki, y Álvaro Iglesias. Pero, además, en este Rallye Princesa de Asturias, habrá dos importantes novedades. Por un lado, la vuelta de Ángel Paniceres, con un Kia Rio N5 de nueva construcción, y el estreno al fin del Nissan Micra N5 en una prueba de carácter nacional, a manos de José Luís Cuesta.

Alberto Monarri en busca de las Dos Ruedas Motrices

Tras haber descartado las dos últimas citas de la primera parte de la temporada, y después de no bajarse del podio, sumando dos victorias, un segundo y un tercer puesto en las cuatro primeras citas, Alberto Monarri llega a Asturias como líder del apartado de Dos Ruedas Motrices. El título está cada vez más cerca, y el piloto oficial del equipo Abarth tan solo necesita continuar con sus buenos resultados, sin tener que pelear tan siquiera por la victoria.

Alberto MonarriLos principales rivales de Monarri son los pilotos de la Copa Suzuki Swift, con Pablo Medina a la cabeza. Quizás a favor de muchos de los pilotos de la monomarca nipona, juega el hecho de que muchos no acudieron a las tres primeras citas de la temporada, con lo que ya saben que no tienen que restar ningún otro resultado a su casillero. Monarri, por su parte, solo cuenta con dos ceros, mientras que Pablo Medina tan solo faltó a la primera cita de la temporada.

Veremos también el papel que juegan los cuatro vehículos de la categoría R2 inscritos, con Nacho Braña a la cabeza, en el Ford Fiesta R2T, seguido de Edgar Vigo, Óscar Palomo, y Luís Fernando Martínez, todos ellos a los mandos de un Peugeot 208 R2.

En el apartado de curiosidades, en esta cita veremos también por primera vez en una cita nacional el Audi A1 N3 de Arturo Acitores. También será interesante ver el rendimiento de los Peugeot 208 N3 del Volante FAPA, respecto a los Suzuki Swift N3, teóricamente superiores. Por último, volveremos ver a Sara Fernández, copiloto de Efrén Llarena, ponerse al volante, en este caso con un Citroën DS3 R1.

La Copa Suzuki Swift tiene un dominador

Óscar SarabiaÓscar Sarabia ha dejado claro que ha venido a la Copa Suzuki Swift a ganar, y lo ha hecho imponiéndose en las dos primeras pruebas, y peleando por la primera plaza en la tercera, hasta que una salida de pista le dejaba fuera de carrera. Sarabia solo ha corrido esta prueba en una ocasión, y no logró alcanzar la meta, aunque eso no ha sido un impedimento hasta ahora para el piloto cántabro, que tampoco había competido en el Rallye do Cocido, ni en Ourense, y logró sendas victorias.

Por detrás, Pablo Pazó y Fernando Rico se han postulado como las principales alternativas, junto a un David Cortés y un Miguel Ángel García que no han terminado de tener suerte esta temporada.

Termino, como siempre, pidiendo a todos precaución durante el transcurso del Rallye Princesa de Asturias. Situaros en lugares seguros, evitando siempre las escapatorias de las curvas, y tratando de estar por encima del nivel de la carretera. Seguid las indicaciones de los comisarios de la prueba, y de las fuerzas de seguridad. No olvidéis llevar con vosotros alguna pequeña bolsa en la que poder tirar cualquier desperdicio, y dejarla luego en algún contenedor de basura. Planificad bien los desplazamientos entre los tramos, para evitar las prisas, y tened siempre en cuenta que debéis aparcar vuestro vehículo correctamente. Nunca bloqueéis ninguna posible vía de evacuación, y evitad bloquear la salida de los vehículos de otros aficionados. Nos vemos en las cunetas.

Deja un comentario