José Antonio Suárez sin oposición en el Terra da Auga

FacebooktwitterFacebooktwitter

Muchas sorpresas y muchas luchas en la tercera cita del Campeonato de España de Rallies de Tierra, salvo en lo que respecta a la primera posición. La primera sorpresa iban a ser los tramos, verdaderamente rápidos, lejos de lo que habíamos visto hasta ahora en las anteriores ediciones del Rallye Terra da Auga, tuviese la denominación que tuviese.

Gran ambiente en el Rallye Terra da AugaLa lluvia hacía acto de presencia durante la mañana del viernes, afectando incluso al shakedown, lo que dejaba los tramos húmedos, ya que durante la prueba, el liquido elemento no hacía acto de presencia. Los propios equipos aseguraban que las especiales estaban en un estado perfecto para correr, sin polvo, y permitiéndoles atacar durante las dos jornadas de competición.

Un arranque que sería una premonición

El Rallye Terra da Auga arrancaba en la tarde del viernes, con la celebración de la primera pasada por el tramo A, el más corto de la prueba, aunque contaba con 12,2 kilómetros de recorrido. A pesar de todo, quedaba bastante claro cual iba a ser la tónica del fin de semana, con un José Antonio Suárez que lograba marcar el mejor crono, con nada menos que 14,4 segundos de ventaja con respecto a su más inmediato perseguidor, Alex Villanueva. Tercero se situaba Jorge del Cid, a 18,1, seguido de Gorka Eizmendi, a 23, Willy Villanueva a 27,9, Juan Pablo Castro a 30,5, Amador Vidal, en su retorno al certamen, a 33,4, y Josep Basols octavo a 33,5 segundos del líder.

José Antonio SuárezUn solo tramo, y Suárez ya metía como mínimo 1 segundo por kilómetro a sus rivales, llevando el Peugeot 208 N5 por delante de cualquier otro vehículo, y, no solo eso, marcando unas diferencias que bien podrían servirle para bajar ligeramente el ritmo, y no tomar riesgos innecesarios.

La Terra da Auga comienza a dar sorpresas

Llegabamos así a la segunda etapa, en la que los tramos B (de 12,54 kilómetros) y C (con 14,77 kilómetros) tomarían el protagonismo durante la mañana. Las cosas no iban a cambiar mucho en la primera plaza, puesto que José Antonio Suárez mandaba en ambos tramos, y lo hacía dejando el Rallye Terra da Auga prácticamente visto para sentencia, llegando a aventajar a su más directo rival en 27,1 segundos en el tramo C, lo que le daba una ventaja en la clasificación general de más de un minuto al final del bucle.

Alex VillanuevaLas sorpresas llegaban por detrás, y ya desde el primer tramo del día, en el que veíamos como Alex Villanueva bloqueaba las cuatro ruedas de su Citroën DS3 R5 en una frenada, lo que le llevaba a salirse de la pista, y verse obligado a abandonar. La salida de pista, a penas tenía consecuencias, ni para el vehículo, ni por supuesto para el piloto y el copiloto, pero el coche no podía salir del terraplén en el que había caído, lo que finalmente obligaba al actual campeón a retirarse.

Esto dejaba a Jorge del Cid como el encargado de marcar el segundo mejor tiempo en el tramo B, y el piloto vasco no defraudaba, situándose segundo de la general, aunque en la siguiente especial, Gorka Eizmendi le arrebataría el segundo puesto. Lo cierto es que la primera pasada por el tramo C, no iba a ser buena para ninguno de los dos pilotos vascos. Del Cid hacía un pequeño trompo, y debía hacer maniobras para continuar, mientras que Eizmendi tocaba con una piedra, y doblaba ligeramente la dirección, aunque por suerte para él, no producía grandes daños, logrando terminar. Así las cosas, y con Eimendi segundo, y del Cid tercero en la general, Amador Vidal aprovechaba la situación para recortar diferencias, situándose cuarto, a solo 9,9 segundos de del Cid. Josep Basols también hacía lo propio, y era quinto a 13,2 segundos del tercer escalón del podio.

La segunda pasada por los tramos de la mañana volvía a tener como único protagonista a José Antonio Suárez, que de nuevo era el más rápido en los dos tramos, siendo de nuevo un autentico martillo en el tramo C, donde en este caso le endosaba al segundo más rápido nada menos que 19 segundos. Suárez llegaba al final del bucle matinal con 1:37 segundos de ventaja, lo que hacía que los tramos de la tarde se presentasen como un paseo para el piloto asturiano.

Gorka EizmendiEn lo que respecta a la lucha por los dos escalones del podio restantes, Jorge del Cid volvía a subir al segundo puesto en el primero de los tramos del bucle, poniéndose por delante de Gorka Eizmendi que se mantenía tercero, a pesar de ceder 11,8 segundos respecto a del Cid. Josep Basols, por su parte, se situaba cuarto, tras conseguir superar a Amador Vidal, aunque ambos se mantenían en la pelea por el tercer puesto con Eizmendi. De hecho, Basols, en el tramo C, lograba ser el más rápido, por detrás de José Antonio Suárez, lo que le servía para superar en la general a Eizmendi, que se daba un paseo por un prado, aunque sin perder demasiado tiempo.

Al llegar a la asistencia del mediodía, la clasificación general del Rallye Terra da Auga estaba encabezada por José Antonio Suárez, con 1:37,5 de ventaja respecto a Jorge del Cid, segundo clasificado, y 1:55,2 con Josep Basols, que era tercero. Gorka Eizmendi marchaba cuarto, a 1:55,8, mientras que Amador Vidal era quinto a 1:58,6. Willy Villanueva era sexto, a 2:09,4, seguido de Juan Carlos Aguado, a 2:17,6, Felix Macías a 2:21,2, Juan Pablo Castro a 2:28,1, y Carlos Aldecoa completando el top ten a 2:40,9.

Jorge del CidTan solo quedaban por disputarse tres tramos cronometrados. Dos pasadas consecutivas por el tramo D, el más largo del rallye, con 16,6 kilómetros, y una pasada por el tramo A, que se disputó en la jornada del viernes. En la primera de las pasadas por la especial más larga, José Antonio Suárez volvía a ser el más rápido, por delante de Alex Villanueva, que se reenganchaba a la prueba, y junto a Juan Carlos Aguado, que era tercero en este tramo, a 13,6 segundos de Suárez, demostraba que esta especial más larga, era más propicia para los R5. Por detrás, Jorge del Cid conseguía ser el cuarto mejor en el tramo, y el primero de los que luchaban por el podio, lo que le permitía afianzarse en la segunda posición. Amador Vidal, por su parte, reclamaba su trono, volviendo a situarse en tercera posición, después de superar en este tramo a Josep Basols y Gorka Eizmendi. A pesar de todo, las diferencias entre los tres pilotos continuaban siendo mínimas, estando todos en un pañuelo de 7,5 segundos.

Tras una última asistencia, se llegaba al último bucle de la prueba, en el que José Antonio Suárez marcaba el mejor crono en el penúltimo tramo, dejando escapar el último scratch del rallye, que iría a parar a manos de Alex Villanueva, siendo el único piloto capaz de superar en un tramo al asturiano. Por detrás, Jorge del Cid se limitaba a conservar las distancias, haciéndose con el segundo puesto. En la lucha por el tercer escalón del podio, Amador Vidal iba a dar un golpe de efecto en el penúltimo tramo, marcando un crono espectacular, con el que le endosaba 12 segundos a Josep Basols. Quien se quedaba fuera de la pelea iba a ser Gorka Eizmendi, que rompía un palier de su Mitsubishi Lancer EVO X, y debía bajar considerablemente el ritmo.

Amador VidalLlegábamos así al último tramo, que con José Antonio Suárez ya como ganador, y Jorge del Cid con la segunda plaza ya aseguraba, centraba toda la emoción en la lucha por el tercer puesto. Amador Vidal sabía que había hecho un buen trabajo en el anterior tramo, y se tomaba las cosas con calma. La pelota estaba en el tejado de Josep Basols, que saldría a por todas, buscando recortar la diferencia del piloto gallego. Basols sería tercero en el tramo, por detrás de Alex Villanueva y Jorge del Cid, recortando 19 segundos con respecto a Vidal, que finalmente se quedaba con la tercera posición por tan solo 5,6 segundos.

Así pues, la clasificación final del Rallye Terra da Auga quedaría con José Antonio Suárez como vencedor de la prueba, acompañado en el podio por Jorge del Cid, a 1:48,8, y Amador Vidal a 2:15,7. Josep Basols finalizaba cuarto, a 2:21,1, mientras que Willy Villanueva sería quinto a 3:03,7. La sexta plaza sería para Juan Carlos Aguado a 3:08,2, mientras que séptimo finalizaba Juan Pablo Castro a 3:14,2. Octavo finalizaba Eduard Fores a 5:19,7, mientras que noveno, y primero de Grupo N era Daniel Kinn, que se quedaba a 5:44,9 del vencedor, completando el top ten Juan Carlos Quintana a 5:45,9.

La Beca Júnior R2 eclipsa las Dos Ruedas Motrices

Era de esperar. Los pilotos de la Beca Júnior R2 han copado absolutamente la atención en esta primera cita de la nueva iniciativa planteada por la Real Federación Española de Automovilismo. En la jornada del viernes, Jan Solans ya mandaba un primer aviso, marcando un espectacular crono, con el que aventajaba en 10,5 segundos a su más inmediato perseguidor, que era David Rivas. Roberto Blach se situaba tercero, a 11 segundos, mientras que Efrén Llarena era cuarto, a 11,4, y Javier Pardo quinto a 13,3 segundos.

Jan SolansEn la segunda jornada, Efrén Llarena comenzaba la remontada, siendo el más rápido en el primero de los tramos de la jornada, y recortando 2,8 segundos a Jan Solans, pero el joven piloto catalán respondía en el siguiente tramo, marcando el mejor crono, 1,7 segundos por delante de Llarena. Para entonces, ya estaba claro que el rallye iba a ser cosa de ellos dos. La diferencia entre Solans y Llarena en la general era de tan solo 10,8 segundos, mientras que tercero era Rubén Lapuente, que ya estaba a 38,4 segundos del líder, y con Roberto Blach a tan solo 4 décimas de segundo. Por su parte, Javier Pardo perdía sus opciones de pelear por la victoria en el primero de los tramos de la jornada, al sufrir un pequeño vuelco. El piloto gallego no dañaba seriamente su Peugeot 208 R2, pero tenía problemas de visibilidad, debido a la rotura de la luna delantera, lo que le afectaba también en el segundo de los tramos, cayendo hasta la sexta plaza, a 49,9 segundos de Solans. Tampoco tenía suerte David Rivas, que tocaba con una piedra, lo que le producía un pinchazo que, si bien no le hacía perder mucho tiempo, si que le apartaba de la lucha por los puestos de cabeza.

La segunda pasada por los tramos de la mañana sería más provechosa para Efrén Llarena, que era el más rápido en las dos especiales, recortando en total 4,4 segundos a un Jan Solans que se resistía a ceder la primera posición. Por detrás, Aritz Iriondo conseguía volver a superar a Rubén Lapuente, que llegaría a la asistencia de mediodía en cuarta posición. Por su parte, Roberto Blach peleaba por mantener a raya a Javier Pardo, que, a pesar de algunos daños estéticos en su montura, volvía a marcar unos tiempos más competitivos.

Efrén LlarenaLlegábamos así a los tramos de la tarde, con la primera pasada por el tramo D como primera protagonista. Allí Efrén Llarena asestaba el que parecía ser el golpe definitivo, marcando el mejor crono, y superando a Jan Solans en la general. Pero las diferencias eran aún mínimas, y Llarena solo contaba con 1,2 segundos de ventaja sobre Solans en la general. Javier Pardo demostraba que no había perdido el ritmo, quedando a tan solo 9 décimas del crono de Llarena, lo que le servía para escalar hasta el cuarto puesto entre los Dos Ruedas Motrices, y tercero de la Beca Júnior R2. Su siguiente objetivo sería Aritz Iriondo, que se mantenía tercero en Dos Ruedas Motrices.

La incertidumbre llegaba en la segunda pasada por el tramo largo, en la que Jan Solans le devolvía la moneda a Efrén Llarena. El catalán era el más rápido, y se volvía a poner al frente de la general, después de endosarle 4,6 segundos a Llarena, que se veía relegado de nuevo al segundo puesto, ahora a 3,4 segundos. Por detrás, Aritz Iriondo seguía siendo un espectador privilegiado desde la tercera plaza de la lucha que mantenían los “chicos” de la Beca Júnior R2. En el cuarto puesto, Roberto Blach lograba imponerse a Rubén Lapuente, mientras que Javier Pardo veía como de nuevo la mala suerte se cebaba con él en esta prueba, al ver como una piedra se metía entre la pinza de freno y la llanta, provocando la rotura de ambas piezas. A pesar de todo, Pardo finalizaba el tramo como podía, y llegaba hasta la última especial.

Aritz IriondoJan Solans afrontaba el último tramo de la prueba como líder tanto de la Beca Júnior R2, como del apartado de Dos Ruedas Motrices, pero Efrén Llarena le metía presión en ambas clasificaciones desde el segundo puesto, a tan solo 3,4 segundos. Así pues, ambos salían a por todas en un tramo que, en la jornada anterior, había sido coto privado para Solans. Pero Llarena no estaba dispuesto a rendirse, y finalmente lograba endosarle 7 segundos a Solans en esta última especial, lo que daba la victoria para el burgalés. En la tercera plaza, Aritz Iriondo se limitaba a llevar su vehículo hasta la meta, completando el podio. Rubén Lapuente se hacía finalmente con la cuarta plaza, tras superar a un Roberto Blach que pensaba más en la Beca Júnior R2, donde tenía ya asegurada la tercera posición.

La clasificación de la Beca Júnior R2 la completarían Daniel Berdomás, que era cuarto con el Ford Fiesta R2, mientras que Javier Pardo, tras una dura lucha contra su mecánica por alcanzar la meta, lograba finalizar quinto entre los pilotos de la Beca, a pesar de recibir una penalización por el retraso que le provocaban los problemas que surgían en la penúltima especial. Por su parte, Antón Muíños debía retirarse con problemas mecánicos.

La Copa Kobe Motor fue cosa de dos

Al igual que en el caso de las Dos Ruedas Motrices, la Copa Kobe Motor estaría monopolizada por dos pilotos que se encuentran en plena remontada en la clasificación general de la monomarca. Iván Fuertes se llevaría el mejor crono en el tramo del viernes, sorprendiendo a sus rivales, ya que lograba una ventaja de 7,8 segundos respecto a Antonio Otero, y 9 segundos con respecto a Ramón Cornet. La jornada del sábado arrancaba de nuevo con Fuertes al frente, pero en este caso, Cornet solo cedía 4 décimas de segundo, situándose ya en segunda posición, por delante de un Otero que no podía seguirles el ritmo. Cornet daba un importante zarpazo a la ventaja de Fuertes en el siguiente tramo, pero el madrileño respondía al catalán. Justo antes de la asistencia de mediodía, Cornet salía a por todas, y de nuevo era más rápido que Fuertes, aunque no lograba superarle en la general. Fuertes se mantenía como líder, con Cornet a solo 1 segundo, mientras que Otero les observaba desde el tercer lugar, ya a 59 segundos.

Ramón CornetRamón Cornet quería la victoria a toda costa, y lo demostraba marcando el mejor crono en las dos pasadas por el tramo largo. Iván Fuertes se defendía de los ataques del catalán, pero cedía el liderato, y llegaba al último tramo con una desventaja de 8,7 segundos. Fuertes intentaba dar un golpe sobre la mesa, al igual que había hecho el día anterior, en el último tramo, pero debía conformarse con marcar el mejor tiempo, recortando solo 1,7 segundos a Cornet, que finalmente se llevaba la victoria. Tercero finalizaba Antonio Otero, con Paco Montes, el líder de la copa, en cuarta posición. Este resultado significa que ahora Montes debe compartir el liderato de la copa con Otero, mientras que tanto Cornet como Fuertes, recortan distancias.

Deja un comentario