Fuster da la vuelta al CERA en La Nucía

FacebooktwitterFacebooktwitter

Miguel Fuster ha conseguido este fin de semana su sexta victoria en el Rallye de La Nucía, y ha conseguido dar la vuelta a las cuentas del Campeonato de España de Rallies de Asfalto. El alicantino no es campeón, pero en Madrid solo necesitará ser séptimo para hacerse con su sexto entorchado nacional. Y es que, aunque Iván Ares lo hizo todo bien, Fuster lograba en la prueba de casa su quinta victoria de la temporada, situándose virtualmente por delante en la clasificación del nacional de asfalto.

Pero el Rallye de La Nucía no iba a ser una prueba fácil para nadie. Hubo que correr, y mucho, en unos tramos prácticamente nuevos para todos, y que iban a deparar muchas sorpresas.

Dani SoláPara algunos, estas sorpresas llegaban incluso antes de comenzar la prueba, como es el caso de Dani Solá. El piloto catalán veía el pasado fin de semana como en el Rallye Ciudad de Granada, Josep Basols tenía un accidente con el Skoda Fabia R5 de MC Racing que debía pilotar aquí. Los daños no eran muy graves, y el equipo reparaba el coche, y lo pasaba a la configuración de asfalto, con tiempo incluso de realizar un pequeño test. Después, cargaban el coche en el camión, y partían hacia Alicante, pero en el viaje sufrían un pequeño accidente, por suerte sin consecuencias personales. MC Racing lograba, a pesar de todo, llevar el coche hasta La Nucía, y tenerlo listo para el Shakedown.

El premio para Dani Solá

Después de todo este periplo, y mientras los equipos en las asistencias debían desmontar las carpas, debido al viento, que dejaba algunas de estas carpas inservibles, los pilotos y copilotos comenzaban a disputar el Shakedown, que posteriormente se utilizaría para realizar el tramo de clasificación.

Y precisamente en el tramo de clasificación, Dani Solá iba a recibir el premio por todos los sustos que se había llevado durante la semana previa. El piloto catalán lograba marcar el mejor tiempo, y, por lo tanto, sería el primero en elegir el puesto de salida en la jornada del sábado, en la que se disputaba el grueso de esta 24ª edición del Rallye de La Nucía.

Surhayen PerníaDani Solá optaba por salir en segundo lugar, mientras que Surhayen Pernía, segundo en el tramo de clasificación, sería el encargado de abrir pista. Les seguirían Miguel Fuster, e Iván Ares, que eran los que iban a centrar todas las miradas en esta prueba.

Un arranque con mucho que perder

Ya en la noche del viernes, los equipos afrontaban el tramo espectáculo que se disputaba en el Karting de Finestrat. Poco más de un kilómetro de recorrido en el que los participantes tenían mucho que perder, y poco que ganar.

Buena prueba de ello era que los 16 primeros clasificados estaban en menos de 10 segundos, una distancia que se podía neutralizar perfectamente en los 174 kilómetros cronometrados que quedaban por disputarse en la jornada del sábado.

En cualquier caso, Iván Ares marcaba el mejor crono, por delante de Surhayen Pernía y Miguel Fuster. Joan Vinyes era cuarto, por delante de Daniel Alonso, y Santiago Carnicer. La peor parte de este tramo en el grupo de cabeza, se la llevaría Dani Solá, que hacía un pequeño trompo después de marcarse un tramo realmente espectacular, levantando al público presente en el karting, y perdía 7 segundos en el lance.

Comienza el Rallye de La Nucía de verdad

En la jornada del sábado, el Rallye de La Nucía empezaba muy temprano, y con mucha fuerza. A las 7:45 de la mañana se disputaba el primer tramo, Relleu – Penaguila, que, a pesar de superar el kilometraje máximo marcado por el reglamento, haría las veces de TC Plus, repartiendo los primeros puntos de la prueba. Aquí Miguel Fuster no daba opciones, y era el más rápido, llevándose los tres puntos, y poniéndose al frente de la general, después de superar a Iván Ares por 7,5 segundos. El gallego se llevaba dos puntos, pero perdía el liderato, mientras que Dani Solá se hacía con el punto restante, cediendo 12,1 segundos con respecto a Fuster, y subiendo a la cuarta plaza de la clasificación, justo por detrás de Surhayen Pernía, que era cuarto en este tramo, a 16,4 segundos del mejor crono.

Manuel AviñóPor detrás se situaba el presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, Manuel Aviñó, quinto también de la general, y seguido de los dos pilotos que pelean por el título de la categoría N5, los Suzuki Swift R+ de Joan Vinyes y Javier Pardo. Aunque Pardo era el más rápido en este tramo, Vinyes se mantenía por delante en la clasificación, gracias al crono del karting, aunque la diferencia entre ambos era de tan solo 6 décimas de segundo.

El tramo de Gorga – Gorga sería el siguiente reto para los equipos en esta segunda jornada de competición, y allí, Iván Ares iba a marcar el mejor crono, superando a Miguel Fuster por tan solo 1 segundo, por lo que el alicantino se mantenía al frente de la general. Dani Solá volvía a ser el tercero en discordia, a 5,9 segundos del mejor crono, con Surhayen Pernía siendo cuarto a 11,3 segundos. Esto permitía a Solá subir al tercer puesto de la general, relegando a Pernía a la cuarta plaza, aunque la diferencia entre ambos continuaba siendo mínima. Por detrás, Manuel Aviñó iba a sufrir una salida de pista que le obligaba a abandonar. El presidente de la RFEdeA se iba un poco largo en una curva a derechas, y su Ford Fiesta R5 caía en la cuneta, quedando atascado, nada importante, pero dejaba a Aviñó y su copiloto, Sara Fernández, a dejar la carrera. Entre tanto, los dos Suzuki Swift R+ continuaban con su particular lucha por el título N5. Javier Pardo volvía a ser el más rápido, aunque con tan solo 9 décimas de segundo sobre Joan Vinyes. Esto permitía al gallego superar al andorrano, aunque la diferencia en la general era de solo 3 décimas de segundo.

Iván AresBenifallim – Torremanzanas sería el tramo encargado de cerrar el primer bucle del sábado, y aquí, de nuevo Iván Ares imponía su Hyundai i20 R5. En esta ocasión, Dani Solá lograba el segundo mejor crono, a 3,2 segundos de Ares, mientras que Miguel Fuster era tercero, a 3,7. El alicantino se mantenía líder de la general, pero ahora su ventaja se veía reducida a 1,9 segundos. Surhayen Pernía era cuarto una vez más, a 10,3 segundos del mejor tiempo, mientras que, por detrás, Joan Vinyes superaba a Javier Pardo por 2 décimas de segundo, aunque el gallego seguía por delante en la clasificación, ahora por tan solo 1 décima.

La segunda pasada por los tramos de la mañana arrancaba con un Miguel Fuster que volvía a imponerse en Relleu – Penaguila, endosándole nada menos que 6,2 segundos a Dani Solá, que era segundo en el tramo, y 6,9 a Iván Ares, que veía como el alicantino recuperaba de un solo plumazo todo el tiempo que había cedido en los dos tramos anteriores. La lucha entre los N5 seguía siendo muy ajustada. Javier Pardo era el más rápido en esta ocasión, superando por 1,5 segundos a Joan Vinyes. La verdadera sorpresa la daba Surhayen Pernía, que se dejaba 1:25,3 con respecto a Fuster. El Hyundai i20 R5 del piloto cántabro sufría un problema con una válvula del turbo, y se quedaba sin la sobrealimentación de su motor en este tramo, cediendo mucho terreno, y cayendo hasta la séptima plaza de la general.

El signo del rallye continuaba cambiando, cuando en el tramo de Gorga, Miguel Fuster volvía a imponer su Ford Fiesta R5. El alicantino aventajaba a Iván Ares en 4,6 segundos, mientras que Dani Solá se dejaba 5,4. Por detrás, Javier Pardo volvía a ser el mejor N5, con Joan Vinyes a 1,6 segundos. Entre tanto, Surhayen Pernía, que solucionaba sus problemas con el turbo, se metía entre los dos Suzuki en este tramo, a una sola décima de Pardo, comenzando así una remontada que le llevaba ya al sexto puesto de la general, justo por detrás de los dos coches oficiales de la marca nipona.

Joan VinyesLa mañana se cerraba con la segunda pasada por el tramo de Benifallim – Torremanzanas, donde Miguel Fuster y Dani Solá compartían el scratch, con Iván Ares a 1,1 segundos. Surhayen Pernía continuaba con su remontada, siendo cuarto, a 7,2 segundos del mejor tiempo. En la lucha entre los N5, Joan Vinyes era el más rápido en esta ocasión, superando a Javier Pardo por tan solo 7 décimas de segundo.

Llegabamos así a la asistencia de mediodía, con Miguel Fuster y Nacho Aviñó al frente de la general, con 14,5 segundos de ventaja sobre Iván Ares y José Pintor, segundos, y 34,6 sobre Dani Solá y Marc Martí, que ocupaban la tercera plaza. La cuarta posición, liderando la categoría N5, era para Javier Pardo y Adrián Pérez, a 1:36,7 del líder, mientras que Joan Vinyes y Jordi Mercader eran quintos a 1:39,2. Surhayen Pernía y Rogelio Peñate eran sextos a 2:18,4, seguidos de Daniel Alonso y Cándido Carrera, que ocupaban la séptima posición a 2:31,6. La octava plaza era para Santiago Carnicer y Carlos Chamorro, a 4:55,7, con Francisco Antonio López y Ariday Bonilla en novena posición a 5:35,2, y José Antonio Aznar y María Salvo completando el top ten, a 5:45 del líder.

Una mala tarde la tiene cualquiera

Las espadas estaban en todo lo alto, y los cuatro tramos de la tarde debían decidir quien ocuparía cada escalón del podio en este Rallye de La Nucía. El tramo de Bolulla – Rates era el primero de ellos, y Miguel Fuster comenzaba marcando el mejor crono. Dani Solá se quedaba a 4,8 segundos del alicantino, mientras que Iván Ares se dejaba 13,5 segundos. El piloto gallego no encontraba el ritmo, y tras esta especial se quedaba a 28 segundos del líder, pero, lo más preocupante, veía como Solá se acercaba a 11 segundos. Tampoco empezaba bien la tarde para el hasta ahora líder de la categoría N5. Javier Pardo sufría algunos problemas de frenos, y terminaba por hacer un trompo, y chocar marcha atrás con unas piedras, destrozando la parte trasera de su Suzuki Swift R+. Pardo se dejaba algo más de 20 segundos con respecto a Joan Vinyes, pero el piloto gallego debía retirarse debido a los daños que tenía su vehículo.

Javier PardoEl tramo de Jalón cerraba la primera pasada por los tramos de la tarde, donde de nuevo Miguel Fuster volvía a conseguir el scratch, de nuevo seguido por Dani Solá, que se quedaba a 5,5 segundos. Iván Ares de nuevo no terminaba de encontrarse, y se dejaba 12,3 segundos respecto a Fuster en este tramo. Los problemas de Ares se multiplicaban, puesto que no solo se quedaba a 40 segundos del líder a tan solo dos tramos del final de la prueba, si no que, además, Solá se ponía a tan solo 4,6 segundos de su segunda posición. Por detrás, Surhayen Pernía continuaba recortando diferencias con respecto a Joan Vinyes, más pendiente de llevar su vehículo a la meta para tener en sus manos el título de N5, que de defender la cuarta plaza.

Tras la última asistencia de la jornada, los equipos debían afrontar de nuevo el tramo de Bolulla – Rates, pero un incidente de un vecino obligaba a poner en marcha a una ambulancia, debiendo neutralizarse el tramo, por lo que los participantes debían dirigirse al tramo de Jalón, el último de la prueba.

Después de una tarde en la que Iván Ares no había encontrado el ritmo, con la noche como protagonista el piloto gallego volvía a dar con la tecla, y se hacía con el scratch del último tramo del rallye, consiguiendo, de paso, conservar la segunda posición. Dani Solá se quedaba a 7,1 segundos del crono de Ares, y confirmaba su tercer escalón del podio, mientras que Miguel Fuster rubricaba su victoria siendo tercero en este tramo, a 8,4 segundos. Por detrás, Surhayen Pernía debía intentar superar a Joan Vinyes, pero el cántabro sufría un pinchazo en la primera parte del tramo, debiendo parar a cambiar el neumático, con lo que se dejaba más de 5 minutos. A pesar de todo, Pernía se mantenía quinto de la general, permitiendo a Vinyes finalizar cuarto sin más problemas.

Podio Rallye La NucíaLa clasificación final de esta 24ª edición del Rallye de La Nucía quedaba con Miguel Fuster y Nacho Aviñó como vencedores, seguidos de Iván Ares y José Pintor a 31,9 segundos, y de Dani Solá y Marc Martí a 43,6 completando el podio. La cuarta posición era para Joan Vinyes y Jordi Mercader, a 3:34,6, seguidos de Surhayen Pernía y Rogelio Peñate, a 8:22,9, y de Santiago Carnicer y Carlos Chamorro a 8:51,5. Francisco Antonio López y Ariday Bonilla eran séptimos a 9:34,8, seguidos de Javier Polidura y Víctor Buades a 10:27,1. La novena plaza era para José Antonio Aznar y María Salvo, a 10:55,3, y en décima posición finalizaban José Javier Pérez y Alberto Espino, que finalizaban a 11:40,6 del vencedor.

Poca historia en Dos Ruedas Motrices

Tal y como vaticinaba en el previo de este Rallye de La Nucía, lo cierto es que no había mucha historia en la categoría de Dos Ruedas Motrices, y eso a pesar de que José Javier Pérez se empeñaba en darle emoción a la prueba. El piloto del Renault Clio R3T hacía un trompo en el tramo del Karting del viernes, quedando enganchado en los neumáticos de protección, y dejándose más de un minuto en el lance. El tramo espectáculo sería para el Renault Clio R3 de Riquelmo Gomis, con la curiosidad de que el segundo clasificado era el Opel Manta de Vicente Cabanes.

José Javier PérezEn la jornada del sábado, José Javier Pérez no volvería a cometer errores, y era el más rápido con diferencia en todos los tramos de la jornada del sábado, logrando una holgada victoria, con 4 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, que sería Roland Holke, con su Citroën DS3 R3T. Tercero finalizaría Fernando Rico con el Suzuki Swift de la copa, presente en esta prueba, a pesar de no ser puntuable para la monomarca nipona.

La mayor historia de la categoría estaba en la clasificación final, que incluía el Porsche 911 GT3 2010 de José María Aznar como ganador de la prueba, que incluso subió al podio a recoger el trofeo. Como veis, no le he tenido en cuenta en esta crónica de Dos Ruedas Motrices, debido a que, tal y como estipula el artículo 1.7 del Reglamento Deportivo del Campeonato de España de Rallies de Asfalto, el Trofeo de España de Rallies de Asfalto para vehículos de Dos Ruedas Motrices, estipula que los vehículos que se tienen en cuenta tendrán una cilindrada máxima de 2.000 centímetros cúbicos, sin tener en cuenta el coeficiente de cilindrada. Esto deja fuera a los Porsche 911 GT3 2010, que cuentan con un motor de 3.797 centímetros cúbicos.

Deja un comentario