Ares gana el Cocido, a pesar de todo

FacebooktwitterFacebooktwitter

Con una inscripción que no hacía justicia al esfuerzo realizado para sacar adelante la prueba, la Escudería Lalín-Deza conseguía salvar su segundo año en el Campeonato de España de Rallies de Asfalto. Iván Ares iba a engrosar su palmarés en esta cita, convirtiéndose en el piloto con más victorias en el Rallye do Cocido.

La lucha estaba servida en el Rallye do CocidoIván Ares comenzaba ganando en el tramo de clasificación, y elegía ser el segundo piloto en salir a la pista, mientras que Pepe López, el segundo más rápido, saldría inmediatamente detrás. El encargado de abrir pista sería Javier Pardo, cuarto mejor en el tramo de clasificación, justo por detrás de Surhayen Pernía. El cántabro saldría cuarto, mientras que Joan Vinyes era quinto tanto en el tramo de clasificación, como en el orden de salida.

Un tramo urbano deslucido

A pesar de que el trazado del tramo urbano del Rallye do Cocido era atractivo, el público no respondía tan bien como se esperaba, con zonas de público prácticamente vacías en algunas partes del trazado. Quizás en sentido inverso, el recorrido hubiese sido más espectacular, aunque también más peligroso, por algunas de las bajadas que habrían tenido que afrontar los equipos.

El formato de dos pasadas intercaladas, saliendo los coches de la segunda pasada entre los que aún estaban disputando la primera, era algo confuso en un principio, aunque agilizaba mucho el transcurso de la prueba.

Surhayen PerníaEn lo que se refiere a los tiempos, eran poco relevantes. En la primera pasada se imponían Pepe López y Surhayen Pernía, que clavaban los tiempos, mientras que en la segunda Pernía marcaba el mejor crono, y se iba a dormir ocupando la primera plaza. Iván Ares sería tercero en la primera pasada, y segundo en la segunda, mientras que López era tercero en la segunda pasada. El piloto madrileño terminaba este prólogo segundo, a tan solo medio segundo de Pernía, mientras que Ares era tercero, a 2,5 segundos del líder.

Lo que sí quedaba claro, es que el rallye iba a ser cosa de tres, puesto que el cuarto clasificado, que era Joan Vinyes, se encontraba ya a 8 segundos, mientras que Javier Pardo, quinto tras los dos tramos, cedía 11 segundos.

Entre lo más destacable de este tramo espectáculo, estaba el pequeño toque que sufría Javier Ramos con su Peugeot 208 T16 R5 en la primera pasada, saliendo largo de una curva a izquierdas, rozando un poste que había a la salida, y llevándose por delante alguna estaca de las que soportaban las señales de prohibido público.

La parte disputada del Rallye do Cocido

Llegábamos así a la mañana del sábado. La jornada amanecía con cielos nublados, y una pequeña amenaza de lluvia, que no terminaba de materializarse, más allá de alguna gota suelta. Y la jornada comenzaba con un Iván Ares al ataque, logrando el mejor crono en los dos primeros tramos del día. Pepe López le seguía en ambos tramos a menos de un segundo. De hecho, López era el nuevo líder de la prueba, toda vez que Surhayen Pernía no podía seguir el ritmo de sus rivales, y cedía algunos segundos, viéndose relegado a la tercera plaza.

Joan VinyesPor detrás, Joan Vinyes y Javier Pardo continuaban con su particular toma y daca en los cronos. Pardo era el mejor de los dos Suzuki oficiales en el primer tramo, pero Vinyes contestaba en el segundo. Por su parte, Javier Ramos comenzaba la jornada a mucha distancia del grupo de cabeza, y en el segundo tramo iba a sufrir una salida de pista en la que se dejaba más de 20 minutos, y finalmente terminaría por abandonar.

La sorpresa saltaba en el último tramo del bucle matinal, Saborida, donde Pepe López conseguía marcar el scratch, en parte gracias a un pinchazo en una rueda trasera del Hyundai i20 R5 de Iván Ares. El de Cambre se dejaba 17 segundos en el lance, aunque conseguía mantener la segunda plaza, por delante de un Surhayen Pernía que no terminaba de alcanzar el ritmo de cabeza. En la lucha entre los Suzuki, Javier Pardo era quien daba un golpe sobre la mesa, superando a Joan Vinyes en la general, aunque las diferencias entre ambos continuaban siendo muy pequeñas.

Si en la primera pasada por los tramos de la mañana, Iván Ares marcaba el ritmo, en la segunda pasada, el piloto gallego apretaba aún más el ritmo, logrando el scratch tanto en Silleda como en O Couto. Pepe López sería segundo en ambos tramos, viendo como Ares reducía poco a poco la ventaja que el madrileño tenía al frente de la general, aunque aún mantenía un colchón de 10 segundos. Surhayen Pernía continuaba tercero, en tierra de nadie. El cántabro no estaba lejos del dúo de cabeza, pero en ningún momento lograba inquietar a los dos primeros clasificados, aunque mantenía la presión a la espera de cualquier error.

Iván AresEn la lucha entre los Suzuki Swift R+ oficiales, Javier Pardo se reivindicaba, siendo el más rápido en los dos tramos, y afianzándose en la cuarta plaza, por delante de su compañero de equipo, Joan Vinyes. Menos de diez segundos era la distancia que había entre ambos, por lo que todo continuaba aún en juego.

Y llegó el momento decisivo

Si en la primera pasada por Saborida Iván Ares sufría un pinchazo, el error iba a venir esta vez por parte de Pepe López, que cometía un error, y sufría una salida de pista que, si bien no tenía consecuencias importantes para el coche, les dejaba fuera de carrera, al no poder volver a la pista. Esto dejaba a Ares con el scratch en este tramo, y un liderato en solitario, por delante de un Surhayen Pernía que se encontraba ya a 29 segundos de Ares.

Pepe LópezPor detrás, Javier Pardo sorprendía siendo incluso más rápido que Pernía, lo que le permitía aumentar considerablemente su ventaja con respecto a Joan Vinyes. Pardo se situaba tercero de la general, tras el abandono de López, mientras que Vinyes subía a la cuarta plaza, por delante de un Félix Macías que se situaba quinto, siendo el único piloto del Grupo N que continuaba en carrera.

Los equipos llegaban a la asistencia de mediodía con Iván Ares y David Vázquez en cabeza de carrera, seguidos a 29 segundos por Surhayen Pernía y Alba Sánchez, mientras que terceros eran Javier Pardo y Adrián Pérez, a 55,7. El cuarto lugar era para Joan Vinyes y Jordi Mercader, a 1:11,8, mientras que quintos eran Félix Macías y Mónica Álvarez a 3:37,1. Sextos eran los líderes de la Copa Suzuki Swift, Óscar Sarabia y Juan Antonio Dertiano a 5:44,2, por delante de Daniel Castro y Andrea Lamas, que se situaban a 5:49,5, mientras que el octavo lugar era para David Cortés y Rubén Soto, a 6:15,5. Novenos eran Antonio Pérez y David Miguez, a 6:21,6, mientras que completaban el top ten Juan Carlos Castro y Brais Mirón a 6:39,5.

Una tarde demasiado tranquila

Pocas novedades iban a aportar los tramos de la tarde al Rallye do Cocido. Iván Ares sería el más rápido en todos, y lo cierto es que no había ninguna variación en los seis primeros puestos de la prueba. Surhayen Pernía y Javier Pardo se repartían el segundo mejor crono en cada tramo, mostrando como todos habían bajado el ritmo sensiblemente.

Javier PardoLa única emoción estaba en ver cual sería el reparto de puntos del TC Plus, que sería el último tramo del rallye. Iván Ares no daba opciones, y se llevaba los tres puntos, mientras que segundo, logrando dos puntos, era Javier Pardo. Joan Vinyes se hacía con el punto restante, mientras que Surhayen Pernía prefería asegurarse la segunda posición final.

La clasificación final del Rallye do Cocido quedaba con Iván Ares y David Vázquez como vencedores, seguidos a 1:03,2 por Surhayen Pernía y Alba Sánchez, mientras que completaban el podio Javier Pardo y Adrián Pérez, a 1:38,7. El cuarto puesto sería para Joan Vinyes y Jordi Mercader, a 2:09,6, mientras que quintos finalizaban Félix Macías y Mónica Álvarez, a 7:01,7. Óscar Sarabia y Juan Antonio Dertiano lograban la sexta plaza a 9:47,7, por delante de David Cortés y Rubén Soto, que eran séptimos a 11:06,9. La octava posición sería para Juan Carlos Castro y Brais Mirón, a 11:24,3, mientras que novenos eran Fernando Rico y Noel Claro a 11:41. Completaban el top ten Daniel Castro y Andrea Lamas, a 11:59.

Poca historia en Dos Ruedas Motrices

La ausencia de contendientes hizo que la categoría de Dos Ruedas Motrices estuviese falta de emoción durante todo el Rallye do Cocido, y eso que hubo hasta dos líderes distintos durante la prueba. Daniel Castro imponía su Peugeot 208 R2 en las dos pasadas por el tramo espectáculo de Lalín, con Óscar Sarabia como su mayor perseguidor. En la jornada del sábado, Castro continuaba mandando en la primera pasada por las especiales de la mañana, pero al arrancar la segunda pasada por los tramos matinales, Castro, viéndose como ganador de la Promo N5, que le permitía correr una prueba con un vehículo N5, bajaba el ritmo, y dejaba a Sarabia al frente de la clasificación.

Óscar SarabiaA partir de ese momento, Óscar Sarabia iba a dominar la categoría con mano de hierro, mientras que Daniel Castro se iba hundiendo poco a poco en la clasificación, siempre con el objetivo de mantener su victoria en la Promo N5. Tanto es así que Castro finalizaría quinto, después de verse superado por los mejores pilotos de la Copa Suzuki Swift, con David Cortés y Juan Carlos Castro completando el podio de la categoría de Dos Ruedas Motrices.

Sarabia sin piedad en la Copa Suzuki Swift

Donde no hubo discusión posible fue en la Copa Suzuki Swift, donde Óscar Sarabia se imponía con autoridad, después de ser el más rápido en 12 de los 13 tramos cronometrados de los que constaba el Rallye do Cocido. El piloto cántabro obtenía más de un minuto de ventaja, y además un buen puñado de puntos por los scratch, afianzándose en el liderato de la monomarca nipona.

David CortésPor detrás, David Cortés no tomaba demasiados riesgos para conseguir la segunda plaza. Tras su abandono en el pasado Rallye de Ourense, Cortés sabía que los puntos eran muy importantes, y se limitaba a atacar cuando era necesario. En todo caso, Miguel García iba a complicarle la existencia en los primeros compases de la prueba, situándose por delante de Cortés, hasta que García iba a sufrir dos salidas de pista, la primera muy leve, perdiendo tan solo medio minuto, y una segunda en el siguiente tramo que le obligaría a retirarse. Esto dejaba vía libre para Cortés, que ya se limitaría a controlar las diferencias con Juan Carlos Castro, que sería quien finalmente completaría el podio.

Deja un comentario