Ares consigue la quinta en el Rallye La Nucía

FacebooktwitterFacebooktwitter

Hay quien podría pensar que, con el título en el bolsillo, Iván Ares iba a bajar el pistón, y dejar paso a sus rivales, pero lo cierto es que el piloto de Cambre, ha conseguido una nueva victoria en el Rallye La Nucía, aunque, eso sí, dosificando su ritmo. Y es que, tal y como viene sucediendo en las últimas pruebas, el rallye se iba a complicar por momentos con la lluvia, dejando zonas completamente mojadas, y otras secas, lo que hacía que algunos equipos tomasen sus precauciones al llegar a los tramos más delicados.

Iván Ares consigue la quinta en el Rallye La NucíaEn todo caso, y con la baja ya anunciada de Pedro y Marcos Burgo, debido a un cólico nefrítico, del que Pedro se está recuperando, los principales rivales de Iván Ares, José Pintor, y su Hyundai i20 R5 iban a ser los Suzuki Swift R+ de Joan Vinyes y Jordi Mercader, y Gorka Antxustegi, así como los Renault Clio N5 de Miguel Fuster y Nacho Aviñó (que estrenaban una nueva unidad), y de Alberto Monarri y Rodrigo Sanjuán, que se subían a la que había pilotado hasta ahora el alicantino.

El Rallye La Nucía arrancaba con sorpresas

Pero el Rallye La Nucía tenía reservadas muchas sorpresas en sus casi 160 kilómetros cronometrados. La primera llegaba en el primer tramo, el de Sella – Relleu, que amanecía realmente deslizante debido a la lluvia que caía durante la noche. Los primeros participantes disputaban el tramo aún húmedo, y eso se notaba en los tiempos. Joan Vinyes sorprendía a todos consiguiendo el mejor crono en este primer tramo, por delante de un José Luís Peláez que, acompañado por Rodolfo García, llevaba el Ford Fiesta R5 que había pilotado Cristián García en anteriores pruebas al segundo puesto, a solo 3,7 segundos del mejor tiempo. Tercero en discordia era Gorka Antxustegi, a 6 segundos de su compañero de equipo, mientras que Iván Ares se conformaba con ser cuarto en este primer tramo, a 11,5 segundos. Miguel Fuster, por su parte, lograba el quinto mejor tiempo, aunque cedía 19,5 segundos.

Joan VinyesBastante más seco estaba ya el terreno en el tramo de Relleu – Orxeta, el segundo de la jornada, donde Iván Ares marcaba su primer scratch del día, recortando 4,3 segundos a Joan Vinyes que era segundo. Miguel Fuster era el tercero más rápido a 8,6 segundos, mientras que Alberto Monarri se conformaba con el cuarto lugar, ya a 21,6 segundos. José Luís Peláez cedía 23,4 segundos en este tramo, y con ellos el segundo lugar, tras verse superado en la general por Ares, que escalaba posiciones en este segundo tramo. Además, Peláez veía como Fuster se situaba a tan solo 1 segundo en la general, poniendo en peligro su situación en el podio.

Tras la primera asistencia de la jornada, y con el terreno ya completamente seco, los equipos se dirigían de nuevo al tramo de Sella – Relleu, que sería el TC Plus, por lo que, además, otorgaba puntos para el campeonato. Iván Ares dejaba claro en este tercer tramo del día que no iba a dejar escapar un solo punto, marcando el mejor tiempo. Le endosaba nada menos que 8,2 segundos a Joan Vinyes, que perdía el liderato de la prueba, a favor del piloto de Cambre. El punto restante en este TC Plus era para Miguel Fuster, que era tercero a 12 segundos, un segundo mejor que el crono que lograba José Luís Peláez, por lo que ambos empataban en la general, luchando por el tercer puesto. Por su parte, Gorka Antxustegi, se hacía con el quinto lugar, a 13,4 segundos del mejor crono, siendo también quinto en la general, a solo 3,7 segundos de los dos pilotos que luchaban por el tercer lugar.

José Luís PeláezLa mañana terminaba con la segunda pasada por el tramo de Relleu – Orxeta, donde Iván Ares de nuevo marcaba el mejor crono, con 8,4 segundos de ventaja respecto a Miguel Fuster. José Luís Peláez cedía ante el alicantino, pero tan solo se dejaba 7 décimas más, quedando a 9,1 del crono de Ares. Cuarto era en este tramo Alberto Monarri, en clara progresión en su adaptación al Renault Clio N5, quedando a 15,5 segundos de Ares, mientras que Gorka Antxustegi era quinto a 15,7 segundos del mejor crono. Quien tardaba más de la cuenta en llegar, iba a ser Joan Vinyes. El piloto andorrano sufría un problema con la bomba de la gasolina, y debía parar en varias ocasiones durante el tramo, perdiendo casi 5 minutos y medio en todo el trance, y cayendo hasta la decimosexta plaza de la general.

Una vez disputados los cuatro tramos de la mañana, Iván Ares y José Pintor llegaban a la asistencia de mediodía como líderes de la prueba, con 37 segundos de ventaja con respecto a Miguel Fuster y Nacho Aviñó, que marchaban en segundo lugar, y 37,7 respecto a José Luís Peláez y Rodolfo García, que eran terceros con el Ford Fiesta R5 ex-Cristián García. Gorka Antxustegi y Alberto Iglesias se situaban cuartos, a 48 segundos del líder, y solo 10 del podio, mientras que Alberto Monarri y Rodrigo Sanjuán ocupaban la quinta plaza, ya a 1:38,3 del líder.

Miguel FusterLa lluvia complicaba la tarde

Durante la hora que duraba el reagrupamiento de mediodía, y la media hora posterior de la asistencia, las nubes iban llegando a La Nucía, y lo hacían cargadas de lluvia, dejando la parte baja del tramo de Confrides – Gorga completamente empapada en sus primeros kilómetros. Esto dividía por completo la monta de neumáticos, con equipos que apostaban por un compuesto más blando, a pesar de tener por delante un total de 53 kilómetros cronometrados, ya que a los 22 kilómetros de Confrides – Gorga, había que sumar los 31 de Benilloba – Relleu, antes de volver a la asistencia.

En el primero de los tramos, todos mirábamos atentos a los parciales, encontrándonos pronto con la sorpresa de que Joan Vinyes estaba endosando nada menos que 40 segundos a Iván Ares en los 9 primeros kilómetros. Pronto el crono se empeñaba en demostrar que los problemas de Ares provenían de una elección de neumáticos pensada para la segunda parte del bucle. Miguel Fuster lograba el mejor crono en este tramo, con 10,8 segundos de ventaja sobre Gorka Antxustegi, y 12,5 sobre Joan Vinyes. José Luís Peláez cedía 22,8 segundos, mientras que Ares remontaba en la segunda parte del tramo, la más seca, aunque en total se dejaba 26,6 segundos en este tramo.

Gorka AntxustegiEstos tiempos ponían un poco patas arriba la clasificación, y es que, aunque Iván Ares se mantenía al frente de la general, Miguel Fuster se acercaba a tan solo 11 segundos, mientras que Gorka Antxustegi se situaba tercero, después de superar a José Luís Peláez. Antxustegi estaba a 32,8 segundos del líder, mientras que Peláez se mantenía cuarto a 34,5 segundos de Ares, peleando aún por el tercer escalón del podio.

Parecía que Iván Ares se había equivocado de pleno con su elección de neumáticos, pero en el largo Benilloba – Relleu, con solo algunas humedades en su parte final, el piloto de Cambre defendía su decisión, marcando el mejor crono, con 12,7 segundos respecto a Gorka Antxustegi, 13 respecto a Joan Vinyes, y 17,9 segundos con respecto a Miguel Fuster, que había optado por la monta más blanda. Por detrás, José Luís Peláez cedía 19,1 segundos, viendo como Antxustegi se alejaba ligeramente en la clasificación, mientras que Alberto Monarri se dejaba la friolera de 30,9 segundos.

El tramo más largo del Rallye La Nucía cerraba la prueba

Un año más, el Rallye La Nucía cumplía con su tradición, establecida ya cuando la prueba tenía su sede en la VilaJoiosa, y el tramo más largo de la prueba iba a ser el encargado de cerrar la prueba. La especial de Confrides – Relleu (una mezcla de Confrides – Gorga y Benilloba – Relleu), con sus 35,3 kilómetros, iba a ser el séptimo y último tramo del día, con la noche como protagonista, y el asfalto completamente seco.

Alberto MonarriEn estas condiciones, Iván Ares no quería dejar lugar a dudas, y conseguía marcar el quinto scratch de la jornada, con el que firmaba también su quinta victoria de la temporada en este Rallye La Nucía. Miguel Fuster firmaba su segundo puesto, el primer podio para el Renault Clio N5, siendo el segundo más rápido, a 15,6 segundos del mejor tiempo, mientras que Gorka Antxustegi se aseguraba el tercer escalón del podio, siendo el tercero más rápido, a 19,8 segundos.

Pero lo cierto es que, José Luís Peláez no iba a poder mostrar su ritmo en este tramo. El madrileño salía por detrás de los pilotos de la Beca Júnior R2, y en este último tramo, Jan Solans iba a sufrir una aparatosa avería en su Peugeot 208 R2, en una zona en la que no podía apartar su coche. Además, dejaba la carretera muy sucia por el aceite que vertía su motor, por lo que el tramo finalmente era neutralizado. Los comisarios deportivos tenían la difícil tarea de asignar un tiempo a Peláez, que luchaba por el podio con Antxustegi. Finalmente, la decisión era la de otorgar a Peláez el mismo tiempo que a Alberto Monarri, es decir, cediendo algo más de un minuto respecto al mejor crono, y 35 segundos peor que Antxustegi, por lo que nos quedábamos sin la pelea por el tercer puesto en el último tramo.

Podio Rallye La NucíaLa clasificación final iba a quedar con Iván Ares y José Pintor como ganadores a los mandos del Hyundai i20 R5, con Miguel Fuster, y Nacho Aviñó a 44,5 segundos con su Renault Clio N5, y Gorka Antxustegi y Alberto Iglesias en tercera posición con el Suzuki Swift R+ a 1:05,3. La cuarta plaza, como comentaba, era para José Luís Peláez y Rodolfo García, a los mandos del Ford Fiesta R5, a 1:56,5, mientras que en quinta posición finalizaba Alberto Monarri y Rodrigo Sanjuán con el segundo de los Renault Clio N5, a 3:17,2 del vencedor. La sexta plaza era para Santiago Carnicer y Carlos Chamorro, a 4:28,3, por delante de Javier Pardo y Adrián Pérez, que finalizaban séptimos a 4:40,7. Octavos eran Cristobal García y David Vázquez, a 4:56,6, con Joan Vinyes y Jordi Mercader en novena posición, a 6:00,1, y completando el top ten finalizaban Adrián Díaz y Andrea Lamas, a 6:26,7.

Lucha interrumpida en Dos Ruedas Motrices y la Beca Júnior R2

Como si de una prueba de tierra se tratase, en el Rallye La Nucía, los “chicos” de la Beca Júnior R2 iban a ser los que mandasen en el apartado de Dos Ruedas Motrices. Ya desde el shakedown, y a pesar de la consabida falta de tiempos oficiales, no era difícil observar que los pilotos de la Beca Júnior R2 iban a salir a por todas. Y es que, tanto Javier Pardo, como Jan Solans ya se llevaron más de un susto en el tramo de pruebas. Pardo con pasadas al límite cerca de los pretiles de piedra, y Solans con una pasada de frenada que a punto estaba de terminar con su Peugeot 208 R2 en una acequia.

Javier PardoYa en el rallye propiamente dicho, Javier Pardo y Adrián Pérez arrancaban la jornada marcando el mejor crono en el primero de los tramos, seguidos muy de cerca por el Renault Clio R3T de José Javier Pérez y Alberto Espino, a solo 8,1 segundos, y Efrén Llarena y Sara Fernández en tercera posición, a 9,4 segundos. Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano situaban su Abarth 124 Rallye en cuarta plaza, a 11,4 segundos, mientras que Jan Solans y Mauro Barrero eran quintos a 12,2 segundos. Peor suerte tendría Roberto Blach, que en este húmedo primer tramo, iba a sufrir un toque en el que dañaba su rueda delantera izquierda, viéndose obligado a abandonar a las primeras de cambio.

Efrén Llarena contestaba a Javier Pardo en el segundo tramo. Llarena lograba el mejor crono, endosando a Pardo 9 segundos, pero el gallego se mantenía como líder, con 4 décimas de segundo de ventaja sobre el burgalés. Por detrás, Jan Solans subía a la tercera plaza, aunque cedía 15,2 segundos respecto a Llarena. El catalán superaba en la general a un Álvaro Muñiz que se conformaba con ser quinto en este tramo, cediendo 33 segundos respecto al mejor crono. Adrián Díaz escalaba posiciones después de un complicado primer tramo, siendo cuarto en este tramo, y llegando a la sexta plaza de la general, muy cerca de José Javier Pérez y Muñiz, quinto y cuarto respectivamente en la categoría.

Efrén LlarenaLa segunda pasada por los tramos de la mañana arrancaba con Álvaro Muñiz siendo el más rápido en el tercer tramo, pero Efrén Llarena cedía tan solo medio segundo, consiguiendo ponerse al frente de la general, puesto que Javier Pardo se dejaba 3,5 segundos en este tramo. Jan Solans, por su parte, aguantaba en tercera posición, aunque veía como Muñiz recortaba diferencias, y se situaba a solo 9 segundos. Pero en el segundo tramo del bucle, de nuevo los pilotos de la Beca volvían a mandar, con Llarena afianzándose al frente de la general, al conseguir un nuevo scratch, y Pardo aún pegado a él, cediendo tan solo 4,7 segundos. Muñiz era tercero en el tramo, recortando aún más la distancia con Solans, que se mantenía tercero de Dos Ruedas Motrices, y de la Beca Júnior R2. Por detrás, Adrián Díaz lograba superar a José Javier Pérez en estos dos tramos, aunque la distancia entre ambos no era, ni mucho menos definitiva.

Ya por la tarde, Javier Pardo comenzaba su ataque, siendo el más rápido en el tramo de Confrides – Gorga, en el que Efrén Llarena cedía 4,9 segundos. Por su parte, Álvaro Muñiz marcaba el tercer mejor crono, que le servía para situarse también tercero en Dos Ruedas Motrices, al superar a un Jan Solans que perdía definitivamente el tren de cabeza de la Beca Júnior R2, al dejarse nada menos que 45 segundos en un tramo que se había complicado en sus primeros kilómetros por la lluvia. Por detrás, José Javier Pérez le ponía las cosas difíciles a Adrián Díaz, superándole de nuevo en su particular lucha por la quinta plaza.

Álvaro MuñizEfrén Llarena respondía a Javier Pardo en el siguiente tramo, siendo el burgalés el más rápido, dejando la diferencia prácticamente igual que antes, al aumentar su ventaja al frente de la general en 4,8 segundos respecto al gallego. Tercero sería Álvaro Muñiz, de no ser por unos problemas mecánicos que sufría antes de comenzar el tramo, y que le hacían penalizar un minuto. Esto dejaba el tercer puesto en bandeja a Adrián Díaz, que conseguía superar a Jan Solans en la clasificación. Muñiz, por su parte, caía hasta la quinta posición, mientras que José Javier Pérez tan solo podía ver los acontecimientos desde la quinta plaza.

Un final inesperado

Todo estaba preparado para una guerra sin prisioneros en el último tramo de la jornada, los 35 kilómetros de Confrides – Relleu. Pero como decíamos, la guerra se iba a interrumpir prematuramente. Mientras los líderes de la general iban llegando a la meta, nos llegaban también por la radio noticias de que Jan Solans se había parado en el tramo. Pronto sabríamos que el piloto catalán había sufrido una aparatosa avería en su motor, con derramamiento de aceite incluido, que iba a provocar la neutralización del último tramo.

Adrián DíazPero sus rivales ya habían salido por delante, y la lucha entre Efrén Llarena y Javier Pardo por la victoria estaba servida. Pardo era el primero de ellos en alcanzar la meta, ya que salía por delante, y lo hacía siendo el más rápido, superando en 9,5 segundos a Adrián Díaz, y en 28 segundos a Álvaro Muñiz. Faltaba por ver el crono de Llarena, pero el piloto burgalés no llegaba cuando estaba previsto. Había sufrido un pinchazo, en el que perdía cerca de 4 minutos, y con ellos caía hasta la quinta plaza.

Todos estos acontecimientos, dejaban a Javier Pardo y Adrián Pérez como ganadores de la categoría de Dos Ruedas Motrices, y de la Beca Júnior R2 en el Rallye La Nucía. Adrián Díaz y Andrea Lamas eran segundos, pero a 1:46 del vencedor. Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano se encontraban con la tercera plaza de Dos Ruedas Motrices, mientras que José Javier Pérez y Alberto Espino eran cuartos. La quinta posición en Dos Ruedas Motrices, y segundos de la Beca Júnior R2 era para Efrén Llarena y Sara Fernández. Este resultado deja a Pardo como líder de Dos Ruedas Motrices, a la espera de lo que suceda en el Rallye de Madrid, mientras que deja a Llarena a falta de tan solo un punto para convertirse en el primer Campeón de la Beca Júnior R2.

Deja un comentario