Trío de ases en el Islas Canarias

FacebooktwitterFacebooktwitter

Tres eran los campeonatos que arrancaban este pasado fin de semana en el Rallye Islas Canarias, y tres equipos distintos han sido los que han impuesto su propia ley en cada uno de los certámenes que estaban en juego en las islas afortunadas. Y eso que, un año más, el cariñoso apelativo que utilizamos para referirnos a las Canarias, no ha querido mostrarse en su máximo esplendor durante el fin de semana.

Pero como estamos hablando de tres pruebas completamente distintas, vamos a tratarlas como tal, aunque tengamos que condensar la información.

Lukyanuk comienza el ERC a lo grande

Y es que de los tres tramos que se disputaban el viernes, la mitad de la primera especial se encontraba bastante complicada por el agua depositada sobre el asfalto por la neblina, mientras que el resto del tramo estaba seco, al igual que los otros dos tramos de la jornada. Esto complicaba sobremanera la elección de los neumáticos, aunque prácticamente todos los pilotos de cabeza optarían por mezclar compuestos medios y blandos, llevando dos neumáticos en el vehículo para cambiar la monta tras la primera especial.

KajetanowiczCon estas complicadas condiciones, Mads Ostberg imponía su experiencia en el primer tramo, convirtiéndose en el primer líder de la prueba, aunque Alexey Lukyanuk se quedaba a tan solo una décima de segundo. Kajetan Kajetanovicz se situaba tercero, aunque el polaco marcaba el mejor crono en los dos siguientes tramos, siempre con Ostberg a sus espaldas. El piloto de M-Sport se mantenía al frente de la prueba, con Kajetanowicz en segundo lugar y Lukyanuk tercero. Por su parte, Iván Ares se situaba cuarto, después de haber tenido un primer tramo complicado. Pero el piloto gallego se encargaba de demostrar su velocidad en los dos tramos siguientes, metiéndose en los tiempos de los primeros espadas del ERC. Menos suerte tenía Luís Monzón, que veía como el Citroën DS3 R5 de Delta Rallye comenzaba a sufrir problemas de transmisión, que le llevaban a sufrir un auténtico calvario durante los primeros compases de la prueba.

La segunda pasada por los tres tramos que conformaban la primera etapa iba a estar llena de sorpresas. Las humedades del primero de los tramos continuaban complicando las cosas, pero ahora los equipos ya sabían a ciencia cierta como estaban los tramos, lo que hacía más sencilla la elección de neumáticos. Kajetan Kajetanowicz marcaba el mejor crono en los dos primeros tramos, mientras que Alexey Lukyanuk hacía lo propio en el último tramo de la jornada. Pero, ¿donde estaba Mads Ostberg? El noruego había sido segundo en las dos primeras especiales de este segundo bucle, pero un problema en los frenos iba a terminar con su liderato de la peor forma posible. Ostberg no conseguía parar su Ford Fiesta R5 en una frenada, y chocaba contra unas rocas, viéndose obligado a abandonar. Tampoco tenía suerte Iván Ares, que también se quedaba sin frenos en su Ford Fiesta R5. En este caso, la barra estabilizadora se rompía, dañando un manguito, que provocaba la pérdida de liquido de frenos, y que finalmente haría que el de Cambre se quedase sin frenos. Ares, al contrario que Ostberg, conseguía llegar a la meta, y hacían lo posible por solucionar el problema antes de salir al último tramo, lo que les hacía penalizar con un minuto y medio, perdiendo así toda opción de luchar por un buen resultado.

LukyanukLa segunda jornada arrancaba del mismo modo que terminaba la anterior, con Kajetan Kajetanowicz marcando el mejor crono en el primer tramo, pero algunos problemas mecánicos en la segunda y tercera especial le hacían perder unos segundos preciosos. Estos problemas los aprovechaba Alexey Lukyanuk, que conseguía el scratch en el segundo tramo, poniéndose líder de la general, y aumentando considerablemente su ventaja en el tercer tramo. Quien por fin se encontraba con el rendimiento perdido era Luís Monzón, que marcaba el mejor crono en el tercer tramo de la jornada, afianzándose en la tercera posición. Iván Ares, por su parte, se metía tramo a tramo en los tiempos de cabeza, remontando posiciones hasta el noveno lugar de la general, aunque iba a ser difícil continuar escalando puestos. También destacable la actuación de Jonathan Pérez, que se situaba cuarto de la general, gracias a la regularidad tan habitual en el piloto asturiano.

Pocas sorpresas en los tres últimos tramos. Kajetan Kajetanowicz y Alexey Lukyanuk se repartían los scratch, siempre con Luís Monzón y Jonathan Pérez a sus espaldas. Finalmente, la victoria en el ERC era para Lukyanuk, mientras que Kajetanowicz se conformaba con el segundo puesto, y Monzón conseguía la tercera plaza a pesar de mostrarse extremadamente descontento con el rendimiento del Citroën DS3 R5 de Delta Rallye. Cuarto finalizaba Jonathan Pérez, mientras que la quinta posición era para Wojciech Chuchala, que a los mandos de un Subaru Impreza, conseguía también la victoria en el Grupo N. Quien terminaba de nuevo hundido en la general era Iván Ares, que sufría un pinchazo en el primero de los tramos del último bucle, en el que perdía 5 minutos, y con ellos caía hasta la vigesimoprimera posición de la general.

Cristian García consigue su primera victoria en el nacional

GarciaMuchas eran las incógnitas por desvelar en el Campeonato de España de Rallies de Asfalto. Con el cambio de normativa de los Porsche, la ausencia de los dos últimos campeones, el cambio de montura de Iván Ares, y la llegada del equipo oficial Mitsubishi, estábamos deseando ver que daban de si los primeros kilómetros cronometrados de la temporada 2016.

Iván Ares comenzaba la primera etapa de la mejor forma posible, marcando el mejor crono en los dos primeros tramos, lo que le permitía acumular una pequeña ventaja de algo más de 20 segundos al frente de la general. Cristián García también tenía un buen estreno a los mandos del Mitsubishi Lancer EVO X oficial, situándose segundo de la general, aunque Luís Monzón, con su renqueante Citroën DS3 R5 de Delta Rallye se situaba tercero, en una lucha cerrada con Pedro Burgo, y el Porsche 911 GT3 2010 con la nueva brida de admisión. El bucle terminaba con García consiguiendo el mejor crono en el tercer tramo, para mantener a raya a un Monzón que, a pesar de todo se mostraba muy combativo.

AresLa segunda pasada por los tramos de la primera etapa iba a dejar a Cristián García como líder en solitario de la prueba, después de los problemas de Iván Ares. También ayudaban los problemas de Luís Monzón con la transmisión del Citroën DS3 R5, aunque el canario conseguía ponerse por delante del Porsche de Pedro Burgo, que ahora debía mirar por el retrovisor para controlar los ataques de Jonathan Pérez, que ya era cuarto, después de haber peleado en los primeros compases de la prueba con el local Vicente Bolaños.

La segunda etapa arrancaba con un solido Cristián García, que marcaba el scratch en los dos primeros tramos de la jornada, y, aunque Luís Monzón recortaría algunos segundos en la tercera especial, se mantenía en solitario al frente de la general. Por su parte, Pedro Burgo estaba luchando con uñas y dientes para mantener el Porsche 911 GT3 2010 en el podio, pero cedía algunos segundos respecto a Jonathan Pérez, que se mantenía cuarto, ahora a tan solo nueve segundos del piloto del ACSM Rallye Team.

BurgoCristián García iba a firmar su primera victoria en el nacional de asfalto con dos nuevos scratch en el último bucle, mientras que el mejor crono en el último tramo sería para Luís Monzón, que se aseguraba así el segundo puesto. El podio lo completaba finalmente Pedro Burgo, que conseguía aumentar la cuota de pruebas con uno de los GT alemanes en el podio final del nacional de asfalto. Jonathan Pérez se conformaba finalmente con la cuarta plaza, mientras que Vicente Bolaños finalizaba en quinta posición.

Suzuki manda en Dos Ruedas Motrices

AntxustegiEn el apartado de Dos Ruedas Motrices, Gorka Antxustegi iba a mandar de principio a fin a los mandos de uno de los Suzuki S1600 oficiales. El piloto vasco se imponía en 8 de los 12 tramos que se disputaban, consiguiendo así la victoria en esta categoría. Pero por detrás, la lucha iba a ser mucho más cerrada. Adrián Díaz comenzaba de la mejor forma posible su nuevo papel como piloto oficial de Suzuki, marcando el segundo mejor tiempo en el primer tramo, solo por detrás de Antxustegi. Pero si había un piloto con ganas de dar un correctivo al resto de pilotos de la categoría, ese era José Manuel Mora, que con el Ford Fiesta R2T, era capaz de situarse segundo de la categoría en el segundo tramo, por delante de pilotos como Díaz, Surhayen Pernía o Fran Cima, ambos con sendos Renault Clio R3T, o Esteban Vallín y Ángel Paniceres con los Opel ADAM R2 oficiales. El único capaz de responder al irreverente Mora sería Pernía, que tras una penalización de 10 segundos en el primer tramo, arrebataba en la tercera especial el segundo puesto al piloto asturiano, manteniendo una bonita lucha entre ambos, con permiso de Díaz.

MoraLa segunda pasada por los tramos de la primera etapa comenzaba con Adrián Díaz apresurándose a poner las cosas en su sitio. El nuevo piloto oficial de Suzuki conseguía el mejor crono en el cuarto tramo de la prueba, pasando a situarse en segundo lugar, por delante de un Surhayen Pernía que no estaba dispuesto a dejar escapar al piloto gallego. Quien iba perdiendo algo de fuelle era José Manuel Mora, que continuaba exprimiendo al máximo el Ford Fiesta R2T, pero perdía algo de terreno respecto al trio de cabeza. Mora además veía como Fran Cima se aproximaba con el Renault Clio R3T, en su lucha por el Trofeo Clio R3T Ibérico.

PerniaLa segunda etapa iba a ser un mero trámite en el apartado de Dos Ruedas Motrices, y no por falta de interés de los participantes, si no por lo ajustado de las diferencias en cada tramo. Gorka Antxustegi seguía sin tener oposición, y conseguía una importante victoria para Suzuki. Por detrás, Adrián Díaz lograba mantener la segunda plaza, y eso a pesar de que Surhayen Pernía le apretaría hasta el último metro de competición. Finalmente, el nuevo piloto de Suzuki era segundo, como decíamos, pero con tan solo 1,5 segundos de ventaja sobre Pernía, que se hacía con el tercer escalón del podio, y la victoria en el Trofeo Clio R3T Ibérico. Por su parte, Fran Cima iba a ser quinto, y segundo del trofeo organizado por la marca del rombo. Además, Cima se imponía en el Trofeo Clio R3T Canario, para el que Pernía no puntuaba. La quinta plaza era para Ángel Marrero y su Honda Civic Type R R3, seguido de Julián Falcón, mientras que José Manuel Mora lograba un meritorio sexto puesto, y la victoria en la categoría R2, donde Víctor Delgado era segundo, y Esteban Vallín finalizaba tercero.

Enrique Cruz demuestra que es el Campeón canario

MonzonEnrique Cruz comenzaba en el Rallye Islas Canarias la defensa del título autonómico con algunos problemas en el primer tramo, donde Alfonso Viera y Armide Martín le ponían las cosas complicadas. Pero a partir de ese momento, Cruz comenzaba a enlazar scratch tras scratch, consiguiendo al final de la prueba, no solo conseguir la victoria en el apartado autonómico, si no que, además, terminaba siendo más rápido que los pilotos del ERC, y conseguía el mejor crono en el computo final del rallye, aunque esto carezca de un valor real. Viera llevaba el Skoda Fabia WRC hasta el segundo puesto, por delante de un Luís Monzón que conseguía terminar también en el podio del campeonato autonómico.

Deja un comentario