Pons gana también en Madrid

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

El Rallye de Tierra de Madrid iba a ser la última cita de la temporada del Campeonato de España de Rallies de Tierra. Con el título ya decidido, la lucha por el subcampeonato, y algunas copas y trofeos aún por decidir iban a centrar la atención de esta última prueba del año a nivel nacional.

Nicolás Cabanés en el Rallye de Tierra de MadridPero no todo iba a ser tan sencillo, y las lluvias que caían en la noche anterior al comienzo de la prueba, iban a dejar los tramos en un estado muy delicado, debido al barro, llegando a una situación en la que la organización se veía obligada a suspender los reconocimientos, debido a las quejas de los equipos.

El Automóvil Club Madrid Sport, organizador del rallye, se ponía a trabajar entonces, y tras adelantar el shakedown, para “mantener ocupados” a los participantes, aprovechaban el tiempo, utilizando maquinas para dejar los tramos en perfecto estado, y sin las roderas que habían provocado las quejas de los participantes.

El Rallye de Tierra de Madrid se pone en marcha

Después de los problemas iniciales, y aún con barro en los tramos, el Rallye de Tierra de Madrid iba a ponerse en marcha a primera hora del sábado, tal y como estaba previsto, en una jornada en la que el frío y el sol iban a ser protagonistas.

Efrén LlarenaEl recorrido estaba compuesto por tres tramos, a los que se realizarían tres pasadas. El primer tramo de la jornada sería para Josep Basols, que conseguía el scratch, con 2,3 segundos de ventaja sobre Xevi Pons, y 8,7 segundos sobre un Efrén Llarena que comenzaba mandando tanto en la Copa N5 de RMC Motorsport, como en la categoría N5. La cuarta plaza sería para Gorka Eizmendi, a 10,8 segundos, mientras que quinto era Javier Pardo, a 13 segundos del mejor crono.

Ya en el segundo tramo, Xevi Pons comenzaba a marcar el ritmo, aunque Josep Basols se mantenía al frente de la general, al quedarse a solo 1,3 segundos del crono del piloto de Calm Competició. Por detrás, Javier Pardo se quedaba a 2,7 segundos del mejor tiempo, seguido de cerca por Efrén Llarena, que cedía 4,4 segundos respecto a Pons. Por su parte, Gorka Eizmendi cedía 7,6 segundos, y se veía superado por Pardo en la general, aunque se mantenía en la lucha por el podio.

El primer bucle de la jornada se cerraba con el tramo C, que se disputaba a escasos metros de un conocido centro de entretenimiento de la capital, y al que los aficionados podían incluso llegar en metro. Xevi Pons volvía a ser el más rápido en este tramo, que, a pesar de sus facilidades de acceso, lejos quedaba de ser un simple tramo espectáculo, con sus más de 12 kilómetros de recorrido, siendo el más largo de la prueba. Javier Pardo sería el segundo más rápido en este tramo, quedando a 3 segundos de Pons, mientras que Efrén Llarena era tercero, a 5,7 segundos del mejor crono, con lo que el piloto del Rallye Team Spain cedía la tercera plaza de la general, que ahora sería para Pardo. El cuarto mejor tiempo sería para un Alberto Monarri que poco a poco iba cogiendo ritmo sobre la tierra, aunque aún cedía 11,5 segundos en este tramo. Por su parte, Josep Basols finalizaba este tramo en quinta posición, a 13,7 segundos de Pons, por lo que el piloto del MRW Rallye Team cedía definitivamente el liderato. En cuanto a Gorka Eizmendi, el piloto vasco sería sexto, a 14,8 segundos del mejor crono, alejándose de la lucha por el podio.

Pons con mano de hierro

Xevi PonsDespués de la primera asistencia de la jornada, los equipos se debían volver a disputar las tres especiales del recorrido. Xevi Pons dejaba claro que quería celebrar su título por todo lo alto, y lo hacía marcando el scratch, con 10,9 segundos de ventaja con respecto a Josep Basols, que era el segundo piloto más rápido. Por detrás, la pelea entre los N5 continuaba, con un Javier Pardo que era tercero a 20,6 segundos, mientras que Efrén Llarena era cuarto, a 20,9, a pesar de tener un pequeño toque en el frontal de su Peugeot 308 N5. Gorka Eizmendi repetía en el quinto lugar, cediendo 22,5 segundos respecto al mejor crono.

Xevi Pons volvía a ser el más rápido en el segundo tramo del bucle, aventajando a Josep Basols en 1,9 segundos en esta ocasión. Javier Pardo volvía a ser el mejor N5, aunque las diferencias con Efrén Llarena continuaban siendo mínimas. Pardo se quedaba a 5,6 segundos de Pons, mientras que Llarena estaría a 6,6 segundos. Entre medias de ambos se situaba en esta especial Gorka Eizmendi, que se quedaba a 6,3 segundos del mejor crono, aunque en la general se mantenía como espectador en la lucha por el tercer escalón del podio.

Javier PardoÍbamos a llegar entonces a la segunda pasada por el tramo C, una especial que resultaría decisiva, y no solo por ser el TC Plus de este Rallye de Tierra de Madrid. Los cronos mostraban a Josep Basols como el piloto más rápido, con 3,6 segundos de ventaja sobre Xevi Pons y Javier Pardo, que empataban en el segundo puesto. Efrén Llarena era cuarto, a 13,4 segundos, mientras que Gorka Eizmendi era quinto a 16,3 segundos.

Pero los tiempos de este tramo quedaban en el aire, así como la atribución de puntos, puesto que había dos detalles importantes. En primer lugar, los tiempos no reflejaban el cronometraje a la milésima, tal y como se estipula que debe ocurrir en el TC Plus, para evitar en la medida de lo posible los empates, como el de Pons y Pardo. En segundo lugar, Josep Basols lograba el scratch acortando el tramo sensiblemente, al parecer, por un despiste, pero lo cierto es que el piloto del MRW Rallye Team acortaba en torno a 500 metros, saltándose incluso un puesto de radio.

Muchas novedades en el último bucle

El último bucle arrancaba con la duda sobre qué ocurriría con el crono de Josep Basols en el TC Plus, y lo hacía con Xevi Pons mostrando de nuevo su gran ritmo, consiguiendo de nuevo el mejor crono, con 10,8 segundos de ventaja sobre el propio Basols. Quien parecía despertar de su letargo era Gorka Eizmendi, que conseguía el tercer mejor tiempo, a 15,9 segundos del mejor crono, mientras que Efrén Llarena era cuarto a 24,2 segundos. Quien caía en la clasificación era Javier Pardo, que sufría problemas en el turbo de su Suzuki Swift R+, y cedía 59,9 segundos, cayendo en la general hasta el quinto puesto, por detrás de Eizmendi.

Gorka EizmendiXevi Pons lograba de nuevo ser el más rápido en el penúltimo tramo de la prueba, mientras que Gorka Eizmendi era segundo, a 4,6 segundos, y Josep Basols se hacía con la tercera plaza, cediendo 6,6 segundos. Efrén Llarena finalizaba el tramo en cuarto lugar, a 10,9 segundos. Llarena se mantenía tercero de la general, pero veía como Eizmendi se acercaba a tan solo 4 segundos. Los problemas de Javier Pardo continuaban, y en este tramo cedía 1:05,4, viendo como Daniel Alonso se acercaba desde el sexto puesto de la general, seguido de cerca por Juan Carlos Quintana.

Con estas premisas, el último tramo no iba a ser para nada tranquilo. Xevi Pons no daba opciones, y rubricaba su sexta victoria de la temporada (la séptima a nivel de puntuación) con el scratch en el último tramo de la prueba. Gorka Eizmendi lograba el segundo mejor tiempo, a 7,3 segundos, mientras que Efrén Llarena finalizaba el tramo tercero, a 15,1 segundos. Llarena veía como, de nuevo, le bajaban del podio en el último tramo, del mismo modo que le ocurría la pasada semana en el asfalto madrileño, después de que Eizmendi le superase en la general, por 3,8 segundos. Daniel Alonso conseguía el cuarto mejor tiempo, a 20,8 segundos del scratch, seguido de Josep Basols, que se dejaba 22,2 segundos en este tramo, y de Juan Carlos Quintana, que era sexto a 32,3 segundos. Los problemas de Javier Pardo con el turbo continuaban retrasando al piloto orensano, que se dejaba 1:18,8, y se veía superado tanto por Alonso, como por Quintana, cayendo hasta la séptima plaza de la general.

Los Comisarios Deportivos deciden el subcampeonato

Pese a que los tramos del Rallye de Tierra de Madrid habían llegado a su fin, la clasificación general aún no había quedado completamente decidida. La penalización a Josep Basols era muy clara. En virtud del artículo 15.1.e, el piloto catalán se había saltado una parte del recorrido, de forma intencionada, o no, y, por lo tanto, debía recibir una penalización. El reglamento estipula un mínimo de 120 segundos de penalización, y los Comisarios Deportivos estimaban que esos dos minutos eran un castigo suficiente.

Josep BasolsEsto hacía que Josep Basols cayese automáticamente del segundo puesto de la general, hasta la cuarta posición, subiendo Gorka Eizmendi al segundo puesto, y Efrén Llarena recuperando un merecido podio.

Pero aún había detalles por decidir. Nada dice el reglamento sobre qué es lo que ocurre en el caso de que un piloto sea penalizado por una acción ocurrida en el TC Plus. La decisión no era trivial, puesto que, con los tres puntos de este tramo, Josep Basols se proclamaba subcampeón por un punto, mientras que, en el caso de perder los puntos, y que Javier Pardo aumentase su puntuación en este tramo, el subcampeón sería el piloto gallego.

No faltaban las voces que aseguraban que los dos minutos de penalización eran castigo suficiente para Josep Basols, y que el piloto catalán debía mantener los tres puntos del TC Plus, pero finalmente los Comisarios Deportivos optaban por retirarle a Basols los puntos del TC Plus, y aplicarle la penalización en ese tramo. También, de algún modo que, sinceramente, no he llegado a conocer, se decidía que el scratch del TC Plus era para Xevi Pons, a pesar de no conocerse los tiempos hasta la milésima, o al menos no haberse publicado, otorgando dos puntos a Javier Pardo, y el punto restante a Efrén Llarena.

Así quedaba la clasificación final

Podio Rallye de Tierra de MadridDespués de todos estos cambios, la clasificación final del Rallye de Tierra de Madrid quedaba con Xevi Pons y Rodrigo Sanjuán como vencedores de la prueba, con 1:40,2 de ventaja sobre Gorka Eizmendi y Diego Sanjuán, y 1:44 sobre Efrén Llarena y Sara Fernández, que completaban el podio. Josep Basols y Xavi Amigo finalizaban cuartos, a 3:01,5, mientras que Daniel Alonso y Cándido Carrera se hacían con la quinta plaza, a 3:35,1. Sextos eran Juan Carlos Quintana y Rogelio Peñate, a 4:00,7, seguidos de Javier Pardo y Adrián Pérez, que se quedaban a 4:06,7 del vencedor. Eduard Pons y Dani Muntadas finalizaban octavos a 5:06,8, seguidos de Eduard Fores, y David Usón a 5:57,8, y completaban el top ten Juan Pablo Castro, y Juan José Leal a 6:44,8.

Con estos resultados, y descontando los peores resultados, Xevi Pons es Campeón de España de Rallies de Tierra 2018, con 266 puntos, seguido de Javier Pardo con 165, y Josep Basols con 162. En el apartado de copilotos, Rodrigo Sanjuán lograba el título en Madrid, tras una dura pugna con su hermano, Diego Sanjuán, que finalmente era subcampeón.

Sin emoción en la Copa N5

La Copa N5 de RMC Motorsport carecía de toda emoción en esta prueba. Efrén Llarena dominaba a placer la copa del preparador leonés. Alberto Monarri parecía destinado a la segunda plaza, hasta que un problema mecánico le obligaba a abandonar, dejando la segunda posición a un Fran Cima que en ningún momento tenía ritmo para plantar cara a Llarena, ni a Monarri. Tampoco completaba la prueba el gallego Tino Iglesias, dejando el tercer escalón del podio para un Félix Fernández que finalizaba la prueba a más de 19 minutos de Llarena.

Pocas sorpresas en el Grupo N

Rodolfo SuárezTampoco se esperaban demasiadas sorpresas en el apartado de Grupo N, donde Rodolfo Suárez partía como favorito para hacerse con el título, dado que tan solo tenía que llevar su Mitsubishi Lancer EVO IX a la meta. Carlos Fernández era quien iba a dominar la prueba en sus primeros compases, pero en el sexto tramo, problemas mecánicos iban a terminar por obligarle a abandonar, dejando la victoria prácticamente servida para Suárez, que lograba terminar el Rallye de Tierra de Madrid al frente del Grupo N, haciéndose con el campeonato. José Luís Toril, por su parte, poco podía hacer, puesto que, a pesar de haber finalizado todas las pruebas, las matemáticas estaban en su contra, siempre y cuando su rival alcanzase la meta. Toril debía conformarse con el segundo puesto del Grupo N, y el subcampeonato.

Una prueba de resistencia en Dos Ruedas Motrices

Los pilotos de la categoría de Dos Ruedas Motrices iban a ser los más preocupados por el barro que había en los tramos en la jornada del viernes. Pero los trabajos que realizaba la organización hacían que el recorrido quedase en perfecto estado para todos los participantes, aguantando muy bien el paso de los vehículos. Es por ello que nos sorprendía ver los numerosos abandonos desde los primeros compases de la prueba.

Jan SolansAritz Iriondo sufría problemas de transmisión en el segundo tramo, después de ser el más rápido en la primera especial. Manuel Gómez Manzanilla se quedaba sin embrague en el primer tramo. Iván Fuertes rompía el motor de su Toyota Aygo Proto en el Shakedown, y posteriormente abandonaba en el primer tramo, de nuevo con problemas mecánicos… y un largo etcétera, que dejaba la categoría de Dos Ruedas Motrices realmente mermada.

Con este panorama, Jan Solans hacía valer su resistencia para ponerse al frente de la general, y conseguir una victoria que le proclamaba Campeón de España de Dos Ruedas Motrices, y de la categoría R2 sin rivales con los que pelear, en una prueba que, tras los abandonos, no necesitaba ganar.

Tan solo Álvaro Muñiz era capaz de inquietar a Solans. Muñiz disfrutaba y hacía disfrutar a todos al volante del Peugeot 205 Proto de YaCar. Recordemos que se trata de un vehículo con chasis tubular, y motor de moto, muy ligero, y que, hasta ahora, no había conseguido grandes resultados. Pero el piloto gallego sabía sacar la quintaesencia de esta montura, pasando por los tramos madrileños a un ritmo increíble, y con un pilotaje espectacular. Pero un vuelco iba a frenar su participación en el séptimo tramo. Muñiz conseguía continuar gracias a la ayuda de los aficionados, pero posteriormente sería descalificado por incumplir la normativa de Parque Cerrado.

Álvaro MuñizAsí pues, junto a Solans, y Chema Reyes, el podio lo completaba Fredy Tames, en su estreno con el Ford Fiesta R2T del equipo Llanes Motorsport, con el que el propio asturiano confirmaba que estará presente la próxima temporada en el Supercampeonato de España de Rallies.

Copa Kobe Motor

Si en el resto de categorías los problemas y los abandonos iban a dejar todo decidido antes de tiempo, no ocurría lo mismo en la Copa Kobe Motor, donde la lucha por la última victoria de la temporada iba a alargarse hasta la última especial. Paco Montes se ponía al frente de la clasificación desde los primeros compases de la carrera, con un Kevin Guerra que quizás tomaba demasiadas precauciones, y cedía terreno, conformándose con ser cuarto de la monomarca del concesionario madrileño tras el primer bucle de la prueba.

Kevin GuerraPero las cosas iban a cambiar radicalmente en el segundo bucle, donde Kevin Guerra dominaba con mano de hierro, siendo el más rápido en los tres tramos, y remontando hasta situarse líder de la Copa Kobe Motor tras el sexto tramo, con Paco Montes a solo 4,5 segundos. El canario ya acariciaba el título con la yema de los dedos, a falta de tan solo tres tramos.

Kevin Guerra no daba el rallye por terminado, y volvía a ser más rápido que Paco Montes en los dos primeros tramos del último bucle, dejando el último scratch de la Copa Kobe Motor para el piloto extremeño, que debía conformarse con el segundo puesto final, a tan solo 4,4 segundos. De este modo, Kevin Guerra se hace con la victoria en la edición 2018 de la Copa Kobe Motor, y estará el próximo año a los mandos del Toyota Aygo Proto, mientras que Paco Montes debe conformarse con el subcampeonato, después de hacer una gran temporada.

Deja un comentario