Las termas de Ourense calentaron el CERA

FacebooktwitterFacebooktwitter

Calor, mucho calor, tanto climatológicamente, como a nivel deportivo. Este podría ser el resumen del fin de semana vivido en el Rallye de Ourense. Con temperaturas que superaron los 34 grados centígrados, la lucha que vivimos por la victoria de esta primera cita del CERA, fue de las que se recordarán durante muchos años. Lastima que al final fuesen los incidentes los que terminasen por decidir la prueba.

Iván Ares no pudo seguir el ritmo de cabezaLa lucha comenzaba ya en la mañana del viernes, con la disputa del Shakedown y el tramo de clasificación. A pesar de empezar con algunas dudas, e incluso sufrir una pequeña salida de pista en la primera pasada, José Antonio Suárez marcaba el mejor crono en el Shakedown. Iván Ares le seguía a poco más de medio segundo, mientras que Pepe López era tercero a dos segundos y medio.

La sorpresa llegaba en el tramo de clasificación, donde Pepe López bajaba su crono en 3,5 segundos, logrando el mejor tiempo, mientras que José Antonio Suárez era segundo e Iván Ares tercero. Suárez restaba importancia al resultado, pero lo cierto es que en unos tramos que se ensuciarían bastante, López iba a abrir pista, puesto que la elección de los puestos de salida era calcada al resultado del tramo de clasificación.

Una ajustada lucha por el podio

Desde el primer tramo iba a quedar claro que la lucha por los tres cajones del podio iba a ser cosa de tres. José Antonio Suárez, Pepe López e Iván Ares marcaban el ritmo. El asturiano sería el más rápido en los dos primeros tramos, aunque el madrileño se dejaba menos de dos segundos. Por su parte, el gallego veía como sus dos rivales iban un paso por delante, aunque en el primer bucle de la mañana, aún tenía opciones de pelear por la victoria.

José Antonio Suárez pilotó muy agresivamente durante el fin de semanaSuárez estaba siendo realmente agresivo, y no dejaba una cuneta sin recortar, metiendo el coche en lugares inverosímiles, arrancando algunas de las estacas que el organizador colocaba para evitar precisamente los recortes, y dejando la carretera muy sucia. Esto llevaba a que López se quejase incluso en la llegada a la asistencia de mediodía, pidiendo a la organización que aclarase donde se podía recortar y donde no.

Las quejas del piloto madrileño caían en saco roto, y solo servían para que José Antonio Suárez atacase aún más en la segunda pasada por A Peroxa, endosando 3 segundos más a Pepe López. El de Citroën respondía en el tramo de Toén, recortando 2,2 segundos al piloto de Skoda, por lo que la distancia entre ambos en la general se quedaba en tan solo 2,6 segundos.

Por su parte, Iván Ares parecía quedar fuera de la lucha por la victoria, repitiendo en el tercer puesto en las dos especiales del segundo bucle, y viendo como el líder se le escapaba a más de 20 segundos. El gallego comentaba que no podía llegar al ritmo de los dos equipos de cabeza, aunque estaba intentándolo.

Menos luchas en la parte trasera

Alberto Monarri se adaptó bien al Citroën C3 R5La mañana había sido intensa en los primeros puestos, pero en la parte trasera, el Rallye de Ourense estaba siendo algo más tranquilo. Desde el comienzo, Alberto Monarri se estrenaba a los mandos del Citroën C3 R5 siendo cuarto en todos y cada uno de los tramos. Monarri se encontraba en tierra de nadie, terminando la mañana a 25 segundos del podio, y con 45 segundos de ventaja sobre su más directo perseguidor.

En la quinta posición, los Suzuki de Javier Pardo y Joan Vinyes peleaban con Iago Caamaño. Pardo era el primero en llevarse el gato al agua, pero Caamaño respondía en el segundo tramo. La historia se repetía en la segunda pasada por los tramos, donde Pardo recortaba distancias, pero en este caso no lograba superar a Caamaño, que se mantenía quinto por la mínima. Vinyes, por su parte, sufría una ligera salida de pista, que le provocaba un pinchazo, por lo que el andorrano quedaba fuera de la pelea.

Francisco Dorado realizo un buen rallye de OurenseTambién estaba siendo interesante la lucha entre Francisco Dorado y Manuel Fernández por la séptima plaza. Dorado era el más rápido en las dos pasadas por A Peroxa, mientras que Fernández hacía lo propio en Toén. Esto les llevaba a terminar la mañana con Dorado por delante, aunque Fernández estaba a tan solo 4 décimas de segundo.

Ourense muestra su dureza

El calor hacía de las suyas desde los primeros compases de la prueba, y de los cuatro tramos de la mañana, tres serían neutralizados por distintos incidentes. El primer incidente sería un conato de incendio en el Citroën C3 N5 de Daniel Alonso. Por suerte, todo quedaba en un susto, y lograban controlar el fuego antes de que los daños fuesen irreparables.

Lastima el accidente de Emilio Vázquez y Héctor RodríguezEn la primera pasada por Toén, la salida de pista del Suzuki Swift de Daniel Álvarez y Adrián Vázquez sería el motivo por el que se interrumpiría el tramo. Por último, en la segunda pasada por Toén llegaría el incidente más grave, con una fuerte salida de pista del Citroën ZX Kit Car de Emilio Vázquez y Héctor Rodríguez. En este caso, ambos serían evacuados en ambulancia para evaluar su estado.

Tampoco podía continuar en carrera el Porsche 911 GT3 de Sergio y Diego Vallejo. Tras un arranque complicado, en el que no lograban meterse en el top ten de la prueba, el GT alemán debía detenerse debido a la rotura del radiador, poco antes de afrontar el cuarto y último tramo de la mañana.

Después de esta dura mañana, el Rallye de Ourense llegaba a su ecuador con José Antonio Suárez y Alberto Iglesias como líderes de la prueba, con 2,6 segundos de ventaja sobre Pepe López y Borja Rozada, y 23,3 sobre Iván Ares y David Vázquez. La cuarta posición era para Alberto Monarri y Alberto Chamorro a 49,2 segundos, mientras que quintos marchaban Iago Caamaño y José Rodríguez a 1:34,2, seguidos de Javier Pardo y Adrián Pérez, a 1:36,2 del líder. Séptimos eran Francisco Dorado y Roi Torrente a 1:58,2, con Manuel Fernández y Alejandro Cid a 1:58,8. Completaban el top ten José Luís Peláez y Rodolfo del Barrio, novenos a 2:57,4, seguidos de Luís Vilariño y Néstor Casal, que se situaban a 3:08 del líder de la prueba.

Cambio de tercio en la tarde

La acción se trasladaba por la tarde a los tramos de Amoeiro y Carballiño, donde la vida parecía seguir igual en la primera pasada. José Antonio Suárez era el más rápido en ambos tramos, superando en 1,2 y 2,6 segundos respectivamente a Pepe López, lo que llevaba la ventaja del asturiano en la general hasta los 6,4 segundos. Se trataba de la diferencia más alta entre ambos hasta ese momento, lo que parecía decantar la balanza del lado del piloto del Fabia R5.

Pepe López aumentó el ritmo por la tardePero en la segunda pasada, las cosas iban a cambiar radicalmente. Los primeros parciales en llegar mostraban a un Pepe López intratable, que ya en el tramo de Amoeiro aventajaba a José Antonio Suárez en 9,4 segundos, superándole en la general. La diferencia entre ambos era de tan solo 2,7 segundos, por lo que cualquier cosa podía pasar en el último tramo, que además era el TC Plus.

Ambos pilotos salían a por todas, pero pronto los parciales indicaban que López estaba un paso por delante. El madrileño era un segundo más rápido en los 5 kilómetros iniciales, mientras que en el kilómetro 9, Suárez ya se había dejado 5,1 segundos. La sorpresa saltaba cuando en la parte final del tramo, el asturiano se detenía debido a un pinchazo, lo que le dejaba sin opciones de luchar, no ya por la victoria, si no por los puntos del TC Plus, ni el podio. Pepe López tampoco se libraba del susto, y llegaba con las dos llantas del lado izquierdo de su Citroën C3 R5 tocadas, pero tuvo más suerte que Suárez, y no llegó a pinchar.

Así las cosas, Pepe López se llevaba los tres puntos del TC Plus, mientras que Iván Ares se hacía con dos, y Alberto Monarri recogía el punto restante. José Antonio Suárez y Alberto Iglesias hacían un gran trabajo, al cambiar el neumático en poco más de dos minutos, lo que les permitía conseguir un cuarto puesto final que, dadas las circunstancias, era un resultado muy aceptable. La victoria era, obviamente para Pepe López, mientras que Iván Ares subía a la segunda plaza, y Alberto Monarri lograba un podio en su estreno con el Citroën C3 R5.

Pocos cambios por atrás

Si en los dos puestos de cabeza hablamos de cambio de tercio, por detrás los cambios eran mínimos. Iván Ares se limitaba a asegurarse el tercer escalón del podio, aunque el de Hyundai se aprovechaba del pinchazo de Suárez para subir al segundo puesto. Lo mismo podemos decir de Alberto Monarri, que fue cuarto en todos los tramos, salvo el último, donde al no estar el piloto del equipo Recalvi, el madrileño lograba la tercera posición.

Iago Caamaño conseguía mantenerse por delante de los Suzuki oficialesEn la lucha por la quinta posición, Iago Caamaño aumentaba su ventaja tramo a tramo sobre Javier Pardo. En el último tramo, el piloto de Suzuki lanzaba un ataque final, pero Caamaño no cedía más tiempo del necesario, y finalmente el del Ford Fiesta R5 Mk II lograba la quinta plaza, mientras que Pardo debía conformarse con la sexta. Similar era lo que ocurría entre Francisco Dorado y Manuel Fernández. Dorado aumentaba su ventaja durante la tarde, y Fernández, a la desesperada trataba de recortar distancias en el TC Plus, aunque no lo lograría.

Finalmente, la clasificación del Rallye de Ourense quedaba con Pepe López y Borja Rozada como ganadores, seguidos de Iván Ares y David Vázquez a 58,6 segundos, y con Alberto Monarri y Alberto Chamorro completando el podio a 2:01,1. La cuarta plaza sería para José Antonio Suárez y Alberto Iglesias a 2:30,1, mientras que Iago Caamaño y José Rodríguez eran quintos a 3:37,4, y Javier Pardo y Adrián Pérez finalizaban sextos a 3:40,9. Francisco Dorado y Roi Torrente se hacían con la séptima posición, a 4:10,8, por delante de Manuel Fernández y Alejandro Cid, que finalizaban octavos a 4:11,4. El top ten lo completaban José Luís Peláez y Rodolfo del Barrio a 5:16,1, y Luís Vilariño junto a Néstor Casal a 6:53,6.

Pérez vence tras la exhibición de Calvar

José Calvar fue rápido con el Peugeot 208 Rallye 4Mientras en la general vivíamos una lucha sin cuartel entre los dos primeros clasificados, en el apartado de Dos Ruedas Motrices íbamos a tener unos claros dominadores: José Calvar, Eva Costas, y el Peugeot 208 Rallye 4. La pareja gallega dominaba la prueba desde el segundo tramo (el primero era neutralizado tras el incidente de Daniel Alonso), teniendo como único rival en los primeros compases del rallye a Emilio Vázquez.

Tras el accidente de Vázquez, Calvar lideraba en solitario, imponiéndose en todos y cada uno de los tramos, y continuando con el espectáculo al que nos tiene acostumbrados con su pilotaje.

Se llegaba así al último bucle de la prueba, con José Calvar al frente de la categoría de Dos Ruedas Motrices, con una ventaja de casi 2 minutos con respecto a Álvaro Pérez, que tras mantener una bonita lucha con Delbín García, llegaba segundo al último bucle. Calvar iba a sufrir una pequeña salida de pista en el séptimo tramo, aunque allí tan solo se dejaría dos segundos.

Álvaro Pérez se llevaba la victoria en Dos Ruedas MotricesEn el último tramo, José Calvar sufría un pinchazo que iba a dar al traste con toda la ventaja acumulada durante la jornada. Álvaro Pérez aguantaba el tipo, y lograba la victoria de Dos Ruedas Motrices, mientras que Calvar se aprovechaba de los problemas que también sufría Delbín García para finalizar segundo. El podio lo completaría el ganador de la Copa Suzuki Swift, el orensano Diego Félix.

Un local triunfa entre los Swift

El estreno de la Copa Suzuki Swift iba a tener una sorpresa con el piloto orensano Diego Félix. Después de no pasar del quinto puesto de Ferrol en 2017, año en el que se estrenaba en la monomarca nipona, Félix volvía a intentarlo esta temporada, y no podía comenzar de mejor manera. Tras lograr el mejor crono en los dos únicos tramos que podían disputar durante la mañana los pilotos de la Swift, Félix comenzaba la tarde cediendo toda su ventaja frente a Miguel García, su principal perseguidor hasta el momento. Juan Carlos Castro, que también estaba en la lucha por el podio, debía abandonar tras sufrir una salida de pista.

Diego Félix lograba imponerse entre los SwiftEn la primera pasada por Carballiño, Diego Félix aumentaba ligeramente su ventaja al frente de la general, pero Miguel García respondía en el penúltimo tramo, el de Amoeiro. Ambos afrontaban el último tramo separados por tan solo 2,2 segundos. Aunque el mejor crono sería para Pablo Pazó, que firmaba así el tercer puesto, Diego Félix lograba imponerse a Miguel García, logrando así el piloto orensano su primera victoria dentro de la Copa Suzuki Swift.

Gracias por todo, amigo

No podía terminar esta crónica sin un recuerdo para Abel González, gran fotógrafo y amigo con el que compartí muchas horas en las cunetas, y que tristemente fallecía tras el Rallye de Ourense. Gracias por todo, Abel.

Deja un comentario