Ares se impone en un complicado Rallye do Cocido

FacebooktwitterFacebooktwitter

El Campeonato de España de Rallies de Asfalto arrancaba este fin de semana con motivo del Rallye do Cocido. La principal novedad del calendario 2018 del nacional de asfalto no defraudaba, y los equipos se encontraban con un rallye difícil, tanto por su recorrido, como por las condiciones, con lluvia, e incluso algunas zonas en las que la nieve hacía acto de presencia, sin llegar a cuajar, lo que nos sirve para hacernos una idea del frío que reinaba durante el transcurso de la prueba.

Reagrupamiento Rallye do CocidoPor desgracia, las noticias comenzaban antes incluso que el rallye, y es que, en el shakedown, Surhayen Pernía y Rogelio Peñate iban a sufrir una salida de pista. Pernía sería trasladado al hospital por precaución, aunque finalmente el incidente no tendría mayores consecuencias físicas. Si las tendría mecánicas, puesto que, en el choque, se dañaba la caja de cambios del Hyundai i20 R5. El equipo Vallejo Racing habría podido sustituir dicho elemento, pero al estar ya precintado tras las verificaciones, esto hubiese significado la exclusión del equipo.

Un tramo espectáculo para marcar intenciones

Tras la disputa del Shakedown, y del tramo de clasificación, donde Iván Ares se imponía, los equipos se dirigían al tramo espectáculo de Lalín, donde de nuevo el piloto de Cambre iba a mostrar sus intenciones, siendo el más rápido en los 1,6 kilómetros de especial. No solo eso, si no que Ares le endosaba ya 2,7 segundos a Iago Caamaño, 2,9 a Álvaro Muñiz, 6,5 a Javier Pardo, 6,9 a Adrián Díaz, y 7 segundos tanto a Joan Vinyes, como al que estaba llamado a ser su principal rival en la lucha por la victoria, Miguel Fuster.

Sea como fuere, lo cierto es que aún quedaban por disputarse 12 tramos cronometrados, y las condiciones meteorológicas no iban a dar tregua, dejando los tramos realmente delicados.

Comienza la acción en el Rallye do Cocido

Ya en la mañana del sábado, y con la lluvia como protagonista, de nuevo Iván Ares arrancaba la jornada marcando el mejor crono en el primer tramo de la mañana. Miguel Fuster le seguía de cerca, cediendo tan solo dos décimas de segundo, con lo que el alicantino se situaba ya tercero de la general, por detrás de un Iago Caamaño, que sorprendía logrando el tercer mejor tiempo en este tramo, a solo 1,7 segundos del líder, lo que le servía para mantenerse segundo de la general. Tras el trío de cabeza, Joan Vinyes se ponía al frente de la armada de N5, con el Suzuki Swift R+ oficial, sorprendiendo a un Álvaro Muñiz que bajaba así a la quinta plaza.

Joan VinyesNo tardarían en comenzar a llegar las sorpresas, y es que, en el segundo tramo del día, Iván Ares iba a cometer un error. Al llegar a una curva a izquierdas, bloqueaba sus neumáticos, y se iba recto. Por suerte para el piloto de Hyundai, entraba en una parcela, donde podía dar la vuelta, y volver al tramo, aunque lo hacía dejándose 18,3 segundos respecto al mejor crono. Precisamente el mejor crono era para Miguel Fuster, que se situaba como nuevo líder de la general, por delante de un Iago Caamaño que, si bien solo cedía 4 décimas de segundo en el tramo, recibía una penalización de 10 segundos por saltarse la salida, lo que dejaba el primer puesto en bandeja para el alicantino. Así pues, Fuster se ponía al frente del rallye, con 7,6 segundos de ventaja sobre Caamaño, y 11,1 respecto a Ares, que se mantenía tercero. También había sorpresas entre los N5, con un Joan Vinyes que se veía obligado a retirarse con problemas en el radiador. Esto dejaba libre la cuarta plaza para que la ocupase Álvaro Muñiz, por delante de Adrián Díaz, que era quinto.

La primera pasada por el tramo de Saborida iba a ser también el primer TC Plus del año, encargado de repartir los primeros puntos de la temporada. A pesar del susto en el tramo anterior, Ivan Ares no se amedrentaba, y conseguía el scratch, y con él los tres puntos. Miguel Fuster cedía 4,3 segundos, llevándose dos puntos, y manteniéndose al frente de la general. Por su parte, Iago Caamaño era tercero a 6,7 segundos, consiguiendo el último de los puntos que había en juego. Además, Caamaño cedía la segunda plaza ante Ares, que estaba decidido a recuperar el liderato. Por su parte, Álvaro Muñiz continuaba siendo el mejor entre los N5, con Adrián Díaz siguiéndole de cerca.

Iván AresCon algo menos de lluvia arrancaba la segunda pasada por los tramos de la mañana. Iago Caamaño lograba el mejor crono en la cuarta especial del día, con Iván Ares a tan solo 2,4 segundos. La sorpresa en este caso la daba Miguel Fuster que confesaba haber intentado subir el ritmo, pero terminaba haciendo un trompo en el que se dejaba 17,3 segundos, y con ellos el liderato de la prueba. Ares volvía así a ponerse al frente de la general, aunque lo hacía con una exigua ventaja de 8 décimas de segundo respecto a Caamaño, y 8,1 segundos sobre Fuster. Por detrás, Álvaro Muñiz seguía sin dar opciones entre los N5, con un Adrián Díaz que le seguía de cerca.

Iván Ares volvía a mandar en el siguiente tramo, aumentando su ventaja al frente de la general en 6 segundos, con Iago Caamaño marcando el segundo mejor crono. Miguel Fuster era el tercero más rápido, reconociendo el piloto alicantino que habia levantado el pie tras el susto que se llevaba en el tramo anterior. Álvaro Muñiz continuaba siendo el mejor entre los N5, y cuarto de la general, con Alberto Otero siendo el quinto mejor en el tramo, aunque Adrián Díaz se mantenía quinto en la general. La mañana terminaba con la segunda pasada por la especial de Saborida, donde Caamaño era el más rápido, recortando 1,9 segundos a Ares, y 4,6 a Fuster. Muñiz y Díaz volvian a ser cuarto y quinto respectivamente, con Javier Pardo marcando el sexto mejor tiempo, y Otero siendo octavo.

Iago CaamañoSe llegaba así a la asistencia de mediodía, con Iván Ares y José Pintor como líderes de la general. Iago Caamaño y José Alberto Rodríguez marchaban en segunda posición, a 4,9 segundos, y Miguel Fuster y Nacho Aviñó eran terceros a 18,9. La cuarta plaza era para Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano, que cedían 43,5 segundos respecto al líder, mientras que quintos marchaban Adrián Díaz y Andrea Lamas, ya a 1:04,3. Sexto era Felix Macías y Mónica Alvarez, con el Subaru Impreza WRX, a 1:53,5, mientras que Javier Pardo y Adrián Pérez eran séptimos a 1:54,4. Completaban el top ten Alberto Otero y José Vieitez en octava posición, con Alberto Nimo y David Vázquez en novena y Francisco Dorado y Roí Torrente en décima posición, liderando el apartado de Dos Ruedas Motrices.

Una tarde igualmente complicada

La lluvia volvía a hacer acto de presencia durante la asistencia, lo que complicaba sobremanera la elección de neumáticos para la primera sección de la tarde. Saborida volvía a esperar a los equipos para su tercera y última pasada por este tramo, y Miguel Fuster pasaba el examen con nota, consiguiendo el mejor tiempo, y recortando 5,1 segundos a Iván Ares, que era el segundo más rápido. Iago Caamaño marcaba el tercer mejor crono a 9,6 segundos de Fuster, por lo que el alicantino se acercaba peligrosamente al segundo escalón del podio. Por detrás, Javier Pardo conseguía el cuarto mejor tiempo, a 12,1 segundos, demostrando una gran evolución a los mandos del Suzuki Swift R+, mientras que Felix Macías era quinto a 17,1. Adrián Díaz lograba recortar un segundo a Álvaro Muñiz, aunque este último se mantenía cuarto de la general.

Miguel FusterEl tramo de Carballeda era la siguiente especial, y allí Iván Ares iba a asestar un duro golpe. El de Cambre conseguía el mejor crono, con nada menos que 14,7 segundos de ventaja sobre Iago Caamaño, y 16,3 sobre Miguel Fuster. Ares ampliaba su ventaja hasta los 24 segundos en la general. Álvaro Muñiz dejaba claro que no estaba dispuesto a dejar escapar el liderato entre los N5, siendo el cuarto en esta especial, a 16,8 segundos del mejor crono, por delante de Javier Pardo, que se quedaba a 18,6 de Ares. Felix Macías era sexto, mientras que Adrián Díaz parecía dar por perdida su particular pelea con Muñiz, y se dejaba 33,2 segundos en este tramo.

El primer bucle de la tarde finalizaba con el tramo de Rodeiro – Dozón, donde de nuevo Iván Ares iba a ser el más rápido, con 4,8 segundos de ventaja sobre Iago Caamaño, y 6,6 con respecto a Miguel Fuster. Más apretadas estaban las cosas entre los N5, donde Javier Pardo era el más rápido, a 17,7 del scratch, mientras que Adrián Díaz era quinto a 18,2, y Álvaro Muñiz lograba el sexto mejor tiempo a 18,8. Felix Macías cedía la sexta plaza de la general, que ahora era para Pardo.

Javier PardoEl último bucle de la prueba arrancaba con una última sorpresa, y es que Iago Caamaño iba a cometer un pequeño error, chocando con una piedra que dañaba el radiador de su Ford Fiesta R5, y le obligaba a abandonar. Miguel Fuster se encargaría de lograr el mejor crono, recortando 1,2 segundos a Iván Ares. Fuster subía a la segunda plaza gracias a los problemas de Caamaño, mientras que Álvaro Muñiz subía al tercer escalón del podio, a pesar de dejarse 20,1 segundos en este tramo. Felix Macías conseguía el cuarto mejor crono, y subía también a la quinta plaza, aprovechando que Javier Pardo sufría una salida de pista, que le dejaba encallado en una cuneta durante casi 3 minutos, hasta que, con ayuda del público, lograba continuar. A pesar de todo, Pardo se mantenía en la sexta plaza de la general.

Rodeiro – Dozón sería el último tramo “serio” de la prueba. Con Caamaño fuera de juego, Miguel Fuster lograba el mejor crono, con 12,5 segundos de ventaja sobre Iván Ares. Adrián Díaz era el mejor entre los N5, cediendo 24,7 segundos, mientras que Álvaro Muñiz era cuarto, a 41,7 del mejor crono.

Álvaro MuñizEl Rallye do Cocido concluía con una nueva pasada por el tramo espectáculo de Lalín, donde Iván Ares conseguía el mejor crono, con 3,8 segundos de ventaja sobre Álvaro Muñiz, y 4,3 con respecto a Miguel Fuster. Pocas novedades aportaba este tramo, más allá del disfrute del público, que al fin y al cabo es lo más importante.

Esta primera prueba de la temporada terminaba con Iván Ares y José Pintor como vencedores, seguidos de Miguel Fuster y Nacho Aviñó a 27,3 segundos, con Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano completando el podio a 2:25,1 del vencedor. La cuarta plaza era para Adrián Díaz y Andrea Lamas, a 3:34,2, seguidos de Felix Macías y Mónica Álvarez, que se quedaban a 5:34,1 de Ares. Sextos finalizaban Javier Pardo y Adrián Pérez, a 6:35,2, mientras que Javier Bouza e Iván Bouza eran séptimos a 13:20,2. El top ten lo completaban Daniel Berdomás y Mario González, que eran octavos, Óscar Gallego y José Ángel Fente, novenos, y Fernando Rico y Sergio Martínez, que finalizaban en décima posición.

Sorpresa en las verificaciones finales

Normalmente, este sería el final de cualquier otra crónica, pero en el caso del Rallye do Cocido, las verificaciones finales iban a depararnos también sorpresas. El Ford Fiesta N5 de Álvaro Muñiz y Antonio Solórzano, y el Renault Clio N5 de Adrián Díaz y Andrea Lamas iban a ser excluidos, debido a que los comisarios detectaban una modificación no autorizada en la mangueta de la suspensión delantera izquierda. Ambos vehículos han sido construidos por RMC Motorsport, y el equipo leonés ha anunciado que, tras unas verificaciones que consideran orquestadas, “RMC Motorsport no realizará la copa N-5 RMC mixta, que tenía prevista para tres temporadas en activo”. Además, “RMC Motorsport, también se retira de todas las pruebas del Nacional de Asfalto y de Tierra”.

Estas exclusiones cambian radicalmente la general, llevando a Felix Macías y Mónica Álvarez al tercer escalón del podio, mientras que Javier Pardo y Adrián Pérez pasan a ser los mejores de la categoría N5, en cuarta posición.

Victoria por eliminación en Dos Ruedas Motrices

Javier BouzaYa comenté en el previo que, esta vigesimocuarta edición del Rallye do Cocido no tenía una gran lista de inscritos en el apartado de Dos Ruedas Motrices. Esto, unido a las complicadas condiciones meteorológicas, hacían que la categoría fuese poco menos que una prueba de resistencia en la que el ganador sería el que menos errores cometiese. Javier Bouza comenzaba la prueba siendo el más rápido en el tramo espectáculo del viernes, repitiendo con el mejor crono en el primer tramo del sábado. Francisco Dorado y Álvaro Méndez acechaban de cerca con sus Peugeot 208 R2, pero Bouza imponía la potencia del Renault Clio R3T, hasta que en el tercer tramo Dorado comenzaba a recortar diferencias, a pesar de tener algunos problemas con los frenos.  En la cuarta especial, Méndez quedaría fuera de la ecuación al sufrir una salida de pista, que, si bien le permitía continuar en carrera, le hacía perder más de 8 minutos. Además, Dorado lograba superar a Bouza, tras haber recortado tiempo en los dos últimos tramos.

Francisco Dorado se mantenía al frente de la categoría de Dos Ruedas Motrices al llegar al segundo bucle de la prueba, aunque Javier Bouza no cedía terreno, y al finalizar la sección tan solo estaba a 1,3 segundos del líder, que volvía a sufrir problemas con los frenos. Por su parte, Álvaro Méndez comenzaba su particular remontada, marcando cronos que le habrían permitido luchar por el primer puesto, aunque con el tiempo perdido, le iba a ser completamente imposible.

Pero la presión de Javier Bouza iba a encontrar su recompensa cuando en el segundo de los tramos de la tarde, Francisco Dorado sufría una salida de pista, donde perdía algo más de un minuto. Bouza se situaba como nuevo líder de la prueba, con Dorado a 1:07 como rival más cercano. Todo parecía decidido, pero el calvario de Dorado en este Rallye do Cocido no había terminado, y en el penúltimo tramo, una nueva salida de pista terminaba por dejarle fuera de carrera. Esto dejaba la victoria en bandeja para Bouza, mientras que segundo sería Daniel Berdomás, y tercero Óscar Gallego.

La Copa Suzuki Swift fue cosa de gallegos

Daniel BerdomásNueve scratch de 13 posibles, así de imparable fue la carrera de Daniel Berdomás en el Rallye do Cocido. La copa Suzuki Swift iba a ser cosa del piloto gallego, que veía como sus rivales poco a poco se iban autodescartando, a base de errores, mientras el piloto local imponía un alto ritmo difícil de seguir. Quizás el erro más destacado fue el de David Cortés, que sufría una fuerte salida de pista, que terminaba con piloto y copiloto siendo evacuados, para recibir atención médica. También cometía un error Alfredo Tamés, que se salía de la pista, quedando atrapado en el barro de la cuneta, y perdiendo varios minutos en el lance. Fernando Rico sería el segundo clasificado, de la Copa Suzuki Swift, a 46 segundos del vencedor, y el joven Iago Gabeiras completaba el podio, siendo además el mejor júnior de la copa, aunque ya a 3:20,6 del vencedor.

Deja un comentario